En Vesper decimos que “aquí y ahora” es un concepto de oportunidad.  De aprehender un tramo del tiempo presente y anclarlo en tus emociones.  Son  momentos  que existen por sí mismos y que pueden aparecer cuando menos se los espera … pero que hay que saber identificar.

Vuelves a casa en coche. En la entrada de la ciudad te paras en el semáforo de siempre. Es una bonita tarde de diciembre.  Anochece y, de pronto, miras hacia delante por encima de la fila de automóviles parados y ves que el cielo azul-invierno enrojece en el horizonte, sobre la ciudad.   Ante ti, las luces blancas de los coches que vienen y las luces rojas de los coches que van.

Justo entonces suena aquella música que te llena de emociones y, por un momento, piensas que todo :  el cielo, las luces, la música, la ciudad, componen la escena de una película que te parece haber visto. Una película en la que tú eres – ahora mismo – el único protagonista y espectador. Y sin haberlo provocado,  de repente  te sientes bien, en paz, feliz de vivir.  El pasado no te araña y el futuro no te inquieta.  Estás pasando un momento “aquí y ahora” ….

¿ Cuántos “aquí y ahora” te permites ?  ¿ Cuántos dejas pasar ?  Y, sobre todo,  ¿ para qué los dejas pasar ?

El equipo de Vesper te desea  – y nos deseamos – un feliz 2.010 salpicado de momentos “aquí y  ahora”.

Jordi Foz

Anuncios