Esta semana han venido los Reyes Magos.  No puedo dejar de sorprenderme cuando observo a los niños absolutamente convencidos de que llegan desde oriente, montados sobre los camellos y llenos de regalos para todos … Me pregunto cómo se lo creen, teniendo como tienen tantísima información, siendo tan preguntones y teniendo tan desarrollada la capacidad de razonar y de encontrar lagunas en los razonamientos…

Ayer, escuché a un niño de unos 7 años explicar a otro, que él sí les había oído el año anterior a los reyes cuando entraron en su casa por la ventana del salón. Estaba convencido.  No había duda. Eran los Reyes Magos.

Claro, cuando creo algo, lo veo, lo oigo, lo siento… es una realidad para mí. Y no me lo cuestiono : Si lo creo, lo veo.

Ane Aguirre

Anuncios