Ayer, leyendo una entrevista al filósofo Eugenio Trías en el último número de la revista Abaco de BBVA, me quedé con una frase en la que decía “el pensamiento tiene sus ritmos … “. Resonó en mi cabeza porque me estoy encontrando con reflexiones sobre el ritmo en contextos muy diversos.  Hace ya unos meses escuché decir al cocinero Andoni Aduriz, que una de las cosas más importantes en una buena cocina es saber respetar los ritmos …

También me parecen importantes los ritmos en los procesos de creación de proyectos, en la configuración de un equipo, en los procesos de maduración de los perfiles profesionales y directivos, en la maduración de las ideas …  Tengo la sensación de que empujamos demasiado rápido, de que nos falta en muchas ocasiones la sabiduría para saber conceder a las cosas “su” tiempo y “su” ritmo particular.  Porque no siempre hay prisa, ¿ verdad ?

Ane Aguirre

Anuncios