Principio y final

Hace unas semanas soñé con una palabra: palíndromo; bueno realmente estaba en una fase REM, medio dormido pero siendo consciente de lo que estaba “viendo”.

Se trataba de una situación agradable en la que conseguía querer lo mismo a alguien cuando aparecía y cuando se marchaba. Me desperté pensando en la palabra y con la firme intención de escribir un cuento. Muy firme no fue porque se quedó en eso, en un cuento…chino.

Sin embargo, y ya en otra fase, mantuve la intención de buscar algo que diera sentido a ese sueño.

Dada mi afición a la danza y el deporte me contentaba con el base Llull y Sara Baras pero no me bastaba. Quería algo más.

Finalmente encontré la respuesta en una situación que excelentemente queda reflejada en este corto documental nominado (1) en el Jameson No Todofilmfest, “Capicúa“. Os recomiendo que dediquéis escasos 3 minutos y medio. A mí me ha valido para darle sentido a ese sueño y, sobre todo, para algo mucho más profundo que me ha proporcionado las respuestas que necesitaba.

Oscar Garro

(1): ya ha pasado de nominado a galardonado con el Gran Premio  del Jurado a la mejor Película (homenaje, ternura, efectividad,…)

8 comentarios sobre “Principio y final

Agrega el tuyo

  1. Oscar: ¡que curiosa sincronicidad la de tu palíndromo con la del director del corto: “querer lo mismo a los que llegan que a los que se van”. Me gustaría saber dónde reside nuestra dificultad cultural para amar a nusetros ancianos como amamos a nuestros niños: ¿será la estética?, ¿será el miedo?. ¿qué le permite a una pareja prescindir con gusto del cine durante tres años porque está criando a su hijo, y sin embargo rabiar por quedarse un finde sin cenar fuera porque “le toca el suegro”?.
    ¿Por qué no corre paralela la ciencia del alargamiento de la vida con el desarrollo de la infraestructura material y emocional que acogerá a los que así prolongan su estancia en este mundo?.
    …¡qué disociación cultural tan rara!

    ara

  2. Cuando leía tu viñeta, no entendía que querías decir con eso de querer al principio y al final de la misma forma, no entendía que tenía que ver con nuestro crecimiento personal como seres con vida privada y vida profesional, así que he decidido ver directamente el vídeo aunque estoy en mi puesto de trabajo. Me ha impactado muchísimo!!!, las imágenes de ancianos así sin artificios, no estamos aconstumbrados a verlas, estéticamente no es agradable según los cánones que imperan en nuestra sociedad actual y también existe un no querer ver como terminaremos de ajados, si algo no se cruza en nuestro camino.

    Sorprende como el director ha decidido que el discurso de la encargada del jardín de infancia era igual que el discurso de una encargada de un geriátrico, y eso hace que nuestros esquemas se tambaleen, por eso es tan impactante.

    Gracias por mostrarnos este vídeo, gracias por “tambalearme” y gracias por monstrarme esta página de cortos que no conocía.

    Un abrazo,
    Lourdes.

  3. Muy conmovedor e inspirador…me sucede que cuando mi cabeza comienza un nuevo proyecto creativo, parece como si continuamente recibiera pequeños regalos que encajan y van armando el puzzle…me imagino que esas piezas siempre han estado ahí, simplemente yo no tenía los ojos preparados para verlas…Ahora ando dándole vueltas a las “despedidas” importantes que tenemos en la vida, desde que abandonamos el utero materno que quizás sería la primera, hasta la que consideramos que es la última (aunque nadie ha venido a contarnos…quizás no sea la última)pero por el camino..cuántas despedidas encontramos…
    Aprovecho a recomendar la película japonesa de Yojiro Takita “Despedidas” en el 2009 oscar a la mejor película extranjera.

  4. Leyendo el post he pensado que aún estabas en la fase REM al escribirlo. “este no es el Oscar que conozco”, he pensado. Cuando he empezado a ver el video, he seguido pensando que de que va esto. Menos mal que siempre espero algo más de tí y he aguantado hasta el final. ¡impactante! La verdad es que como dice Lourdes, nos has “tambaleado” a todos.
    Saludos.

  5. El otro día escuché a un experto en neonatología, explicar como su especialidad abarca como mucho el primer mes de vida, a partir de ahí, todo pertenece a la geriatría….En ese momento me acordé de “Capicua”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: