Empiezo confesando mis dudas sobre la veracidad de esta “noticia”  que, desde hace meses, circula por la red y que, lógicamente, ha sido desmentida en varias ocasiones por las distintas administraciones.  En cualquier caso, por encima de que sea cierta o inventada, me sigue pareciendo una historia genial que si no fuera real …  merecería serlo !!!   Es la siguiente :

En el Zoo de Bristol, en Inglaterra, existe un aparcamiento en el cual, durante más de 23 años, un “probo”  y ejemplar empleado (el señor de la fotografía) ha estado cobrando puntualmente los servicios de aparcamiento de coches y autocares.   Cuando un día no apareció en el trabajo, supuestamente por jubilación, la administración del zoológico solicitó al ayuntamiento de Bristol que enviara un nuevo empleado en sustitución del anterior.   Y ahí se descubrió que … ni parking ni empleado eran del ayuntamiento ni del zoológico !!!  Nunca había sido empleado de nadie (más que de si mismo) y nunca se le había pagado ningún salario.

Durante años, como parece lógico, ni uno solo de los usuarios del aparcamiento puso pega alguna al pago del servicio.  Nadie dudó de que, tras el amable empleado, había “algo” que le daba legitimidad.   Todos dieron por supuesto lo que todo el mundo daba por supuesto. Nadie supo ver una realidad distinta a la aparente.  Como suele suceder a menudo, nadie fue capaz de ver  más allá de lo obvio, de lo que todo el mundo ve  …     ¿ A que la historia merece ser cierta ?

Jordi Foz

Anuncios