HAGO LO QUE PUEDO

Hace unos días leí, en La Contra de La Vanguardia, una refrescante entrevista con el escritor William Boyd.  Entre otros muchos conceptos interesantes, me resultó especialmente atractivo el que mencionaba sobre las posibles actitudes ante la vida.  Boyd dice que, ante la vida, puedes seguir el mantra del capitalismo salvaje (“haces con tu vida lo que quieres”), el del integrismo religioso (“Dios hace de ti lo que quiere) o …  el de Chejov : “hago con mi vida lo que puedo” ….

Me pareció que, más o menos,  estaba hablando de un frágil equilibrio entre un fatalismo paralizante y una ambición desmesurada que puede llevarte a una permanente insatisfacción.  Al final, en la era de los libros de autoayuda, parece que siempre volvamos una y otra vez a la búsqueda del tan deseado y difícil “equilibrio“.

Personalmente, interpreto y adopto su planteamiento con un pequeño matiz que pretende evitar el conformismo y, al mismo tiempo, el tan generalizado sentimiento de culpabilidad : mi matiz es el de que “hago con mi vida todo lo que puedo”;  todo lo que puedo en lo que respecta a mis responsabilidades, obligaciones, peticiones,  relaciones, emociones,  sentimientos y también  ante  mis “deseos decididos”,  procurando no ampararme en “el destino” o la fatalidad y sin permitir conflictos entre mis actos y  mi conciencia y  valores.  Me daría por satisfecho si  pudiera pensar con toda honestidad, sin excusas ni trampas,  que realmente siempre he hecho con mi vida …  “todo lo que he podido”.

Jordi Foz

5 comentarios sobre “HAGO LO QUE PUEDO

Agrega el tuyo

  1. Tan breve como acertado. Lo difícil es mantener esa actitud de forma continuada y no perder la perspectiva, sobre todo cuando la vida nos enfrenta a situaciones difíciles, pero no cabe duda que es una estupenda “receta vital”

    Un abrazo

    1. Sí, por supuesto que es difícil mantener la actitud ante determinadas situaciones pero me parece que, cuando conseguimos incorporarla es, precisamente, en momentos complicados cuando más ayuda.
      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo,
      Jordi

  2. Me parece muy interesante el comentario,que suscribo totalmente.
    Pero yo añadiria que siendo importante hacer con nuestras vidas “todo” lo que podemos, tampoco debemos dejarnos llevar por la autoexigencia de someternos continuamente a revisión por si realmemente hemos hecho todo lo que podiamos en cada situación.

  3. Totalmente de acuerdo, Josep. No deberíamos estar en permanente “autorevisión” ni vivir agobiados por nuestra propia exigencia. Sigo pensando que es mejor pensar en lo vivido … que en lo perdido.
    Gracias por tu comentario y un abrazo,
    Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: