Team Coaching

El Team Coaching o Coaching de Equipos no se ha desarrollado, en mi opinión, al mismo ritmo que el Coaching individual.  No existe demasiada bibliografía que no sea en inglés, tampoco existen definiciones muy claras (o existen demasiadas) y me parece, además, que se confunden – si no es que se frivolizan – sus características, ámbitos y fronteras.  A menudo tienden a asimilarse conceptos como Team Coaching, Team Building, Liderazgo, Equipos de Alto Rendimiento … que pueden contener elementos comunes pero que, en esencia,  no son la misma cosa. Ni siquiera está generalmente aceptada la distinción entre grupo y equipo, que para mi sí son cosas claramente distintas.

Frente a esta amplitud y diversidad de visiones, también es cierto que existen elementos comúnmente aceptados como consustanciales al Team Coaching.  En cuanto a sus objetivos : mejorar el rendimiento focalizando en las prioridades, hacer que las cosas sucedan de manera más rápida y de manera diferente, propiciar el diálogo y la participación, compartir conocimientos y experiencias, mejorar la toma de decisiones, propiciar el compromiso y la implicación, facilitar feedback, identificar y ayudar a resolver conflictos existentes en el equipo….   Son muchos los impactos positivos y sostenidos en el tiempo que un proceso de Team Coaching puede producir en un equipo.

¿ Cómo se puede facilitar esta dinámica transformadora en un equipo? ¿Cuál es el papel del Coach de equipo y qué herramientas utiliza? Es un proceso tan complejo como apasionante que, entre muchas otras cosas, pasa por identificar los valores compartidos,  generar confianza entre  sus miembros, entender que cada equipo es algo único, distinto, cambiante, y  mucho más que la suma de sus componentes. Trabajar con las condiciones facilitadoras y con la condiciones limitantes y entender, sobre todo, que se aprende experimentando, haciendo y sintiendo.

Existen algunos modelos muy interesantes y en mi opinión complementarios, en los cuales nos basamos especialmente en las actuaciones de Vesper.  En sucesivas viñetas me gustaría ir ampliando y profundizando en este apasionante mundo de aplicar a un equipo las técnicas del coaching.

Jordi Foz

5 comentarios sobre “Team Coaching

Agrega el tuyo

  1. Hola Jordi, casualmente ayer teníamos nosotros una reflexión sobre este tema. Estoy totalmente de acuerdo contigo; los diferentes enfoques seguros que son complementarios. Para mí la dificultad estriba muchas veces en la esquizofrenia entre lo manifiesto y lo latente ¿Cómo hacer aflorar lo latente? ¿Cómo sostener a cada persona para que tome consciencia de algo que ni ella sabe? ¿Cómo hacer al equipo consciente de lo que opera a nivel preconsciente? Para mí la meta sería convertir al equipo en un espacio de confianza y aprendizaje donde conectar nuestras vulnerabilidades.

  2. Qué interesante reflexión, Carmen. Creo que planteas, precisamente “el quid” de la cuestión y me parece que en tu última frase está buena parte de la respuesta. La generación de confianza es imprescindible y, a su vez, requiere cierta actitud y disposición. ¿ Cómo aflorar lo latente y la toma de consciencia ? Pues me parece que sólo se puede hacer con … “dolor” (o incomodidad o conflicto …), como todo proceso de introspección que, en este caso, es además compartido. La enorme dificultad de mostrar nuestra vulnerabilidad!!!. De ahí la dificultad y la potencia del proceso y del papel
    del coach. Mil gracias por tu comentario.
    Jordi

  3. Jordi: un tema que me parece interesante sobre esto de los equipos.
    Diferencia entre un equipo que formas y un equipo que te encuentras. Lo estoy viviendo y la verdad que es muy diferente: ser aceptado, demostrar liderazgo, fijar posiciones, aclarar situaciones y roles. El equipo puede ser un autentico depredador

    Javier

    1. Hola Javier : Puedo imaginar de qué me hablas … En mi opinión, a efectos teóricos, no es demasiado relevante que formes tú el equipo o que te lo encuentres formado. Sé que en la práctica puede ser bastante diferente pero, en el mundo de la empresa, lo más habitual es lo segundo y, al final … hay que trabajar con lo que hay !!! ¿ Están claramente definidos los objetivos del equipo ? ¿ Explicitados, compartidos, asumidos …? ¿ Qué interdependencia existe entre los miembros del equipo ? ¿ Cómo interactúan ? ¿ Qué valores comparten ? ¿ Están claramente definidas las tareas y los roles? ¿ Sabe cada miembro del equipo lo que se espera de él ? Sin olvidar que el lider forma parte del equipo y que NO es el coach, que tiene un rol bastante diferente. Está claro que no siempre todos los miembros del equipo reman en la misma dirección, pero no es menos cierto que tampoco acostumbra a existir una actitud de obstrucción monolítica y generalizada. Por último, también es evidente que existen equipos que han quedado “heridos” por largos períodos de un “liderazgo” mejorable. Y, claro, ahí cuesta mucho más, pero aún supone más reto. Lo hablamos cuando quieras.
      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: