Una de las fotos del proyecto OB-JECT* de Amaia Alonso

Me gusta imaginar el nuevo año como una página en blanco en la cual, poco o mucho, voy a poder escribir.  Sé que, inevitablemente,  buena parte del guión viene escrito o que me lo van a ir dictando,  pero también estoy seguro de que siempre queda cierto margen para la  acción y espacio suficiente, aunque sea en los márgenes o en los pies de página,   para escribir algo desde mi propia responsabilidad en relación con mis deseos y mi futuro deseado.

De cualquier manera, de mi depende cómo lo escribo y cómo lo leo.  Y desde qué actitud reflexiono sobre esa página, ya escrita, que hoy acaba;  de cómo valoro las experiencias, aprendizajes y oportunidades, aprovechadas … o no.   No se trata de llevar la cuenta de los momentos “aquí y ahora”, pero sí de que, al hacer una breve reflexión sobre las cosas que han sucedido, pudiéramos llegar a la reconfortante conclusión de que ha sido un año mucho más “vivido” que sólo “transcurrido”.  Esa sería en mi opinión la medida del éxito y creo que,  en buena parte, depende de nosotros mismos.

Un año más, todo el equipo de Vesper deseamos a nuestros queridos amigos y lectores un año 2011 muy feliz y muy plenamente vivido.

Jordi Foz

(*): foto perteneciente al proyecto OB-JECT y que fue creada por el propio Jordi

Anuncios