No me acuerdo de olvidarte

Me encantó como Jordi, en su viñeta de la semana pasada, hacía alusión a la importancia de practicar el acto del agradecimiento. Considero que, en muchas ocasiones, “suponemos” que el otro sabe que agradecemos lo que ha hecho o lo que ha dicho y le hurtamos la posibilidad de que sepa que lo valoramos.

En las empresas nos encontramos frecuentemente con ese “hurto” junto con otros como el reconocimiento auténtico (“…pero si es su obligación, trabajar bien…”) o las peticiones (“…para qué se lo voy a pedir, lo tendría que saber…”). Como Jordi, procuro practicar todos los días aunque esta semana me he dado cuenta de que me faltan otros “hábitos” muy saludables.

El lunes falleció una persona muy querida por mi…pero ¿él lo sabía?. Era un hombretón parco en palabras que de niño me producía una mezcla de miedo y respeto y que me parecía ¡un gigante! Eso sí, cuando vió que el pequeñajo (en eso no he cambiado mucho) se caía en un río, no dudó un segundo en tirarse a por mi. Enseguida comprendí que en el gigante y en su parquedad se escondía una maravillosa persona que mantenía la distancia pero que siempre estaba dispuesto a ayudar.

Hace ya bastantes años un maldito alemán le robó el pasado pero su mujer y sus hijas le regalaron un presente tan cariñoso que les permitió soñar con un futuro. Un presente en el que no faltaban las palabras optimistas y las contínuas muestras de amor…aunque él las olvidara o…precisamente por eso.

¿Cuántas veces nos guardamos un “te quiero”? Por mi parte, gracias a esta lección, procuraré no guardarme demasiados no vaya a ser que no lo sepas o… que te olvides.

Oscar Garro

15 comentarios sobre “No me acuerdo de olvidarte

Agrega el tuyo

  1. Totalmente de acuerdo Oscar. Vivimos en la era de la comunicación pero nos olvidamos de decir a nuestros serás queridos un “te quiero”, “lo siento”, “por favor”, enviar una felicitación, o verbalizar un “te hecho de menos”.
    Así que gracias a las nuevas tecnologías, pero sin olvidar que somos ante todo seres humanos, te puedo decir yo también “te quiero Oscar” desde la playa en Menorca 🙂

  2. Sí que es una preciosa viñeta, Oscar. Cargada de verdad y sensibilidad. Muchas gracias. Yo también creo que él “sí lo sabía” … Me parece que además de saber “cuando queremos”, también sabemos – de alguna manera – cuando somos queridos …

  3. muy bonito, Oscar, ¿es cierta la historia de que se tiró al agua para sacarte de pequeño? Muchas gracias

  4. ¡Qué bonito primo! Ahora entiendo que subieras corriendo a Santa Marina a visitarle, él también te lo agradeció con una sonrisa…

  5. Nos une la “sangre Gutiérrez” y es una sangre que hace que nos queramos, por poco que nos veamos, por poco que nos hablemos, por pocas veces que estemos juntos. El sentimiento está vivo y todos lo sabemos pero, por si acaso, ¡te quiero primo Óscar y os quiero a todos los primos Gutiérrez! ¡Qué decir de todos nuestros progenitores, somos lo que somos y nos queremos así gracias a ellos!

  6. El amor es algo divino y un preciado don, ójala siempre dispongamos de un un segundo para acordarnos de “la familia”, estemos donde estemos. Como bien dice Rosana y aunque nos veamos en escasas ocasiones, si el sentimiento es puro siempre permanece.
    Yo también os quiero a todos.

  7. Me ha encantado todo lo que habéis escrito. Ahora que se ha acabado la época de las bodas y las fiestas felices, que no sea sólo en funerales y ocasiones tristes cuando nos juntemos; que encontremos un día, unas horas.. para compartir entre todos porque sí, porque queremos y porque tenemos ganas de vernos. La vida es muy traicionera y se lleva a los que queremos, los recuerdos… que no nos quite el poco de ilusión que nos hace falta para vernos.

  8. ¿Fue en Tirgo, Óscar? Os quiero, aunque ya sabéis que no soy un tío demasiado cariñoso. El tío Fernando era un gran hombre, bonachón y justo, siempre con su sonrisa y esa sorna-ironía que utilizaba como nadie.

  9. Hola a todos, me parece muy bonito todo lo que estoy leyendo, hay tanto que agradecer a nuestros padres o tios, que no tendria espacio ni tiempo suficiente para decir todo lo que he vivido con ellos.

    Son vivencias que nunca se olvidan, en primer lugar a mis queridos padres, los que más me quisieron y enseñaron.

    Los tios fueron y son un pilar tambien muy importante para mí.

    Voy a contaros también ,como a Oscar, la vivencia que tuve siendo muy niña con el tio Fernando, recuerdo como en brazos me llevaba a las olas, yo sintiendo el miedo pero al mismo tiempo la ilusión que te hacia estar en el mar y segura en sus brazos, siempre me gusto el mar y lo pudimos disfrutar mi hermana y yo, hay muchos más, que no olvidare.

    Por todo esto, no debemos perder el contacto entre nosotros, ellos es lo que quisieran,

    Un abrazo muy fuerte, y que nos veamos todos pronto,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: