Jardin du Palais Royal

Paseando hace unas semanas por París, nos dimos cuenta que eramos actores en un gran escenario. Todo lo que nos rodeaba parecía pintado simétricamente con un gusto exquisito. Algunos de los pintores, en otros lugares llamados jardineros, mantenían un atrezzo perfecto, casi real.

Además de visitas a lugares donde otros fueron los protagonistas, en una de las “duras” jornadas decidimos visitar algunas tiendas que nos habían recomendado. Fauchon o Hediard o cualquiera de las prohibitivas joyerias en Place Vendome, son solamente ejemplos de la importancia de darle valor a un producto desde el envoltorio. Seguro que los vinos, los dulces, los quesos, las frutas, los perfumes y las joyas eran de una calidad inmejorable ( de algunos de ellos podemos dar fe) pero la “forma” formaba parte indisoluble del “fondo” del producto.

iCloud: Steve Jobs "en las nubes"

Otro ejemplo lo encontramos en Apple. Cuando miro a esa especie de after eight de manzana no me quedan dudas de que estamos ante una auténtica lovemark; viendo la foto de un elegante Steve Jobs rodeado de enormes servidores me reafirmo en que acertamos cuando apostamos por la cáscara sin olvidar el contenido. Como dice nuestro amigo Alfons Cornella, “It is the fusion of sense with the senses“.

En la Viñeta Voluntad de estilo decíamos que enVesper hemos hecho nuestra esta distinción. No tratamos de convertirnos en bizantinos tardíos  😉 ocupándonos en la forma sin preocuparnos por el fondo. Eso sí,  ponemos intención y dedicamos el tiempo necesario  para que los participantes de un Taller de creatividad, el coachee en una sesión de coaching o un equipo directivo se encuentren con un entorno y contexto ideal. Nosotros también hemos estado al otro lado del escaparate y lo valoramos. ¿y tú?

Oscar Garro

Anuncios