Hace unas semanas la European PWN organizó un interesante encuentro sobre innovación, cálidamente  acogido por el centro de Innovación de BBVA. Entre los excelentes participantes, Francisco Fernández Ferreres socio de Everis, narró cómo se había planteado la consultora el camino hacia la innovación. Entre las cosas que contó me pareció muy interesante la forma que habían arbitrado para medir  competencias (actitudes según el motto de la compañía): una sencilla pregunta en el momento de la evaluación:  “¿volverías a trabajar con esta persona?”

Qué  innovador, qué sencillo , qué elocuente. En conversación posterior con él, me comentaba que la compañía toma realmente sus decisiones sobre las personas en base a los resultados de esa pregunta, que matizan con cinco simples apartados. He aquí un ejemplo de la sencillez  que elogiaba Ane , y de lo fácil que puede resultar la detección de role models ,  en lugar de complicarse la vida con mediciones difíciles y a veces poco útiles.

Araceli Cabezón

Anuncios