On fire

Aunque no soy un fan de  los juegos de ordenador,  reconozco que cada vez los hacen más “reales”. Recuerdo hace años que un amigo se divertía con uno de baloncesto y me sorprendió comprobar que los jugadores eran representaciones exactas de las estrellas de la NBA.

En una de las partidas, uno de ellos se convirtió en una especie de bonzo y le pregunté a mi amigo qué le estaba pasando. La respuesta fue muy breve:  estaba ” on fire…“.  Enseguida tuve claro lo que significaba. Había que jugar con él porque las metía todas. Daba igual cuál fuera la circunstancia del partido o si estaba rodeado de contrarios. Las encestaba de todas la maneras.

En el deporte encontramos ejemplos de jugadores que están siendo así:  Drazen Petrovic  en la final de la Recopa de 1989 (62 puntos) o  Kobe Bryant  arrasando a los Toronto Raptors (81 puntos).   Entre otras muchas cosas, podríamos decir que estos jugadores estaban muy conectados con su esencia, con el juego y con el resto del equipo, y además  estaban muy presentes.

La conexión tiene que ver con estar haciendo lo que te gusta y lo que te apasiona con un grupo de personas a las que conoces muy bien y a las que respetas personal y profesionalmente. Y cuando estás conectado puedes hacer cosas tan increíbles como Predag Stojakovic…  En cuanto a la presencia, es absolutamente imprescindible estar plenamente en el “aquí y ahora” dejando fuera todo lo que te aleja tanto del presente como del futuro. Simplemente con ver esta jugada de Rugby  podemos deducir cuánta presencia tenía ese jugador para conseguir el ensayo.

Por tanto, la clave estaría en ser capaces de reconocer a los componentes de un equipo que están “on fire”  para poder sacar el máximo partido a sus habilidades y a su capacidad de aportar al equipo en ese momento. Os  invito  a extrapolar esta idea de jugadores que están “on fire” y observar si las personas que nos rodean y con las que compartimos conversaciones todos los días están quemados o en llamas. A veces simplemente con mirarles a los ojos se puede saber…

Oscar Garro

Nota: los vídeos de Petrovic y Bryant son solamente para apasionados del Baloncesto. El de Stojakovic y la jugada de Rugby son más cortos y para “todos los públicos” 😉

6 comentarios sobre “On fire

Agrega el tuyo

  1. Hola jóvenes:
    Esto del “on fire” me sugiere una pregunta: ¿alguien puede estar “on fire” de forma permanente o es cuestión de “rachas”?
    Este año Novak Djokovic además de haberse convertido en el nº1 de la ATP, lo ha hecho de forma arrolladora. Creo que está “on fire” al cuadrado… pero cuanto tiempo puede estar a ese nivel?
    En una de las viñetas de Mafalda, Felipito leía un cartel de una estatua del parque en el que jugaban y decía algo así: ” Dedicado a Don xxxxx luchador incansable siempre de pié ante las adversidades…” y Felipito pensó, muy en su línea, si sería muy deshonroso luchar sentado de vez en cuando.
    Puede que la respuesta esté en el equilibrio: en tener jugadores que estén “on fire”, les devore las llamas de la pasión… y otros puedan luchar sentados, como los gregarios de lujo, como Stumpy (recuerdas Oscar?), mientras a los primeros se les “enfríe” un poco el ánimo.
    salu2 y esperanza

  2. Mi opinión, Bakio, es que es cuestión de rachas, momentos, contextos… que es un equilibrio tanto individual (a veces “on fire” y a veces “sentado”), como de equipo (saber ser tú el que está “on fire” y aportar ese estado al equipo y saber estar apoyando cuando es otro el que está “on fire”). Ane

    1. Hola Ane:
      De acuerdo al 100%… pero eso me lleva a otra cuestión. Para ello creo que las personas deberíamos contar con cierto grado de lealtad al equipo, compromiso con sus objetivos y valores, generosidad en las horas de luchar “sentados” para que otros “on fire” desarrollen “su momento”… en una palabra… madurez. No me refiero a la madurez a nivel de compañía sino a nivel de cada individuo… a nivel personal y a nivel profesional. Y siento decir, que a pesar de mi carácter optimista, creo que es el punto donde no damos la talla. ¿Qué pensáis al respecto?¿Qué habría que hacer para acrecentar nuestro nivel de madurez? Aunque bien pensado… podría ser motivo de otro post…
      salu2
      PD: Hace un tiempillo escribí algo sobre la diferencia de trabajar en grupo y trabajar en equipo… creo que se ajusta bien a lo que quiero explicar.
      http://lekutxu.wordpress.com/2011/03/22/grupos-vs-equipos/

  3. Gracias por tu post, Bakio. Me ha gustado mucho leerlo. Me quedo con la distinción Estornino Vs. Leones. Ane

  4. Muy bueno el post, “Bakio”. Es curioso que que menciones la posibilidad de seguir desarrollando el tema en otro post.

    Así será! Ya tenemos cocinada otra Viñeta que habla de “Estar para el equipo”; otro avance en la madurez individual y del equipo.

    Otra cosa de deportistas “on fire” que me gusta es cuando, uno de esos que parece estarlo siempre (no se recuerdan malas rachas), se pone el mono de trabajo y ayuda al equipo en tareas más ingratas. Ese indicador es uno de los principales para medir el grado de lealtad, madurez y rendimiento del grupo.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: