Expectativas y compromisos

¿Alguna vez te has sentido “cerrado por decepción”? Cerrado a la razón y al equilibrio y  firmemente agarrado al reproche, la decepción, el dolor …  Normalmente, decepcionado por algo  … ¡que nadie te ha hecho! ¿Te suena la situación?

En los procesos de coaching ejecutivo acostumbra a aparecer una dolorida afirmación, relativa a algún colaborador,  y  parecida a la siguiente: “Me ha decepcionado mucho. No ha respondido a ninguna de mis expectativas …” Pero cuando formulamos la pregunta evidente : ¿y qué dice esa persona que tanto te ha decepcionado?, la respuesta suele ser sorprendente : “Nada, no dice nada, no sabe nada …(!)”  Y ahí se pone en evidencia que no ha existido ninguna conversación previa, ningún compromiso explícito por parte de la otra persona que, en muchas ocasiones, resulta estar absolutamente ajena a los agravios y disgustos “causados”…  ¿Cómo puede decepcionarme alguien que no se ha comprometido a nada conmigo?

Exactamente el mismo proceso acostumbra a repetirse en cualquier ámbito de nuestra vida. ¿Cuántas de nuestras decepciones sólo se corresponden con nuestras expectativas y no con “sus” compromisos? ¿Cuántos agravios sin resolver vamos dejando atrás, alimentando resentimientos absurdos y persistentes?

¿Por qué no me llama cuando yo lo espero? ¿Por qué no me invita cuando a mi me apetece? ¿Por qué no me dice lo que yo deseo oír?  ¿Por qué no le gusta lo que a mi me gusta? ¿Por qué no adivina lo que me sucede? ¿Por qué no me lo agradece? ¿Por qué mi hijo no estudia lo que a mi me gustaría que estudiara?  En definitiva … ¿por qué alguien no es como a mi me gustaría que fuera?

Las expectativas infundadas pueden causar mucho dolor y dañar irremediablemente una relación. Entre una expectativa y un compromiso  acostumbra a existir un espacio vacío que debería llenarse con una conversación sincera.  Una reflexión madura y serena, sin prejuicios, sobre nuestros sentimientos y emociones; una aceptación sincera del ser del otro y, sobre todo, el arte de hablar y el arte de escuchar … no son nada fáciles, pero suelen evitar muchos disgustos.

Jordi Foz

19 comentarios sobre “Expectativas y compromisos

Agrega el tuyo

  1. ¡Qué certero y profundo el análisis que haces1!! Materia de mucha reflexión para cambios de conducta. Siempre podremos hacer algo, que aunque parezca poco será importante.

    1. Muchas gracias, Luisa! A mi me parece que el procurar mantener a raya las expectativas excesivas y, sobre todo, los resentimientos, es de las cosas que más ayuda a mantener una buena calidad de vida. El problema es que siempre somos capaces de encontrar motivos de agravio … A final, como tantas cosas, es una cuestión de actitud vital!
      Un abrazo,

  2. Muy bueno Jordi!!!, pero a veces que difícil resulta gestionar esa conversación encontrando el tono y la emoción adecuada.

    1. Claro, Beatriz ! Y tan difícil que es! Incluso me parece que, en algunas ocasiones, puede ser mejor no tenerla … Se trata, en ese caso, de ajustar la otra parte de la ecuación : las expectativas. Ajustar lo que espero a lo que sea más o menos razonable para evitar decepciones.
      Muchas gracias por tu comentario y un abrazo,

  3. Estoy de acuerdo en que es dificil encontrar el tono, el momento y superar la creencia de que decirlo puede ‘molestar’ al otro. Y tambien estoy de acuerdo en que a veces se puede elegir no tener la conversacion y ajustar expectativas. La decision sobre si hacer el esfuerzo o no depende en mi caso de cuanto me importe la relacion con la persona. Si es una persona que me importa, entonces sin duda, merece la pena.

    1. A mi me parece que, efectivamente, cuando una persona te importa eres capaz de “todo” y cualquier esfuerzo merece la pena. Lamentablemente, las mejores intenciones tampoco garantizan que no te equivoques y, como somos humanos, el error puede estar en cualquiera de las elecciones : en hacer o en no hacer. Personalmente, he vivido las dos experiencias.

  4. Las conversaciones pendientes son efectivamente un factor importante en la calidad de vida, ésta depende en gran medida de las decisiones que tomemos al respecto, y efectivamente nos podemos equivocar al tenerlas o al decidir no tenerlas, pero mi experiencia es que, simplemente ser conscientes de que están ahí, de que hay algún factor molesto o ruido interior asociado a ellas, es un ejercicio muy sano…yo hasta me imagino esas conversaciones, intentando que sea en positivo, y ello me suele ayudar. Gracias Jordi!!

    1. Hola Nerea !!!
      Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Sólo el “saber que están ahí” ya es algo bueno. Aunque hay quien piensa que la ignorancia (en el sentido de no saber las cosas) facilita la felicidad, yo creo que una de las patas del bienestar personal es precisamente el autoconocimiento, el saber más o menos qué es lo que te pasa y luego ya … pues cada uno hace lo que puede!
      Muchas gracias a ti y un abrazo,

    1. Muchas gracias por tu comentario, Toñi. A mi me parece que la actitud de aprendizaje siempre ayuda a aliviar las decepciones …
      Un afectuoso saludo,
      Jordi

    1. No entiendo mucho de esto, pero me parece que, si abres el post y copias su dirección como enlace, la puedes copiar y publicar como un comentario tuyo en facebook.

      1. Hola Toñi, como dice Jordi puedes copiar la url del enlace en tu muro de facebook (https://vespersolutions.wordpress.com/2011/12/09/expectativas-y-compromisos/#entry).

        Otra alternativa es que, si no lo eres ya, te hagas amiga de nuestra fan page en facebook (http://www.facebook.com/?ref=tn_tnmn#!/pages/Vesper/120449107999368) y vayas hasta el 9 de diciembre de 2011 para “compartir” esa publicación en tu muro mediante el botón que parace junto al “me gusta”. Así nos sigues 😉

        Un saludo

        Oscar

  5. Great post. I was checking constantly this blog and I am impressed!
    Very useful info particularly the last part 🙂 I care for such information a lot.
    I was seeking this particular information for a long time.

    Thank you and good luck.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: