El tiempo vuela

Autoretrato "El tiempo vuela" de Frida Kahlo
Autoretrato "El tiempo vuela" de Frida Kahlo

Soy la “querida socia” de Araceli, la que tuvo la sutileza de preguntar “a quién le toca” el jueves pasado. Podéis imaginar que a esa pregunta había precedido el temor de que me tocara a mí… Sentí un gran alivio cuando me dijo “sí, hoy es mía la viñeta“, porque tenía un día de esos a los que te gustaría añadir dos o tres horas para que cuadre… Hoy ni pregunto, hoy estoy segura de que la viñeta “es mía”, aunque me parezca mentira la manera en la que las semanas vuelan 😉

Me apetece hablar precisamente sobre el tiempo, sobre nuestra relación con él, sobre las gafas con las que lo interpretamos, sobre la manera en la que hablamos de él.  Hay varias gafas con las que mirar al tiempo y unas muy habituales son las que siempre ven poco tiempo y se traduce en expresiones como: hay que aprovechar el tiempo,  el tiempo se nos escurre, a quién se le ocurre perderlo, la falta de tiempo me estresa, no sé cómo ha pasado el año, etc. Son las gafas que nos llevan a experimentar el tiempo como  un bien finito y escaso cuyo uso debemos maximizar y eso nos invita a llenar los minutos, las horas, los días, los años, con una visión de ‘cuanto más mejor’. Nuestra relación es más de lucha contra él que de cooperación con él….. Hacer mucho e ir rápido son las consecuencias lógicas de esa forma de entenderlo.

El viernes y sábado de la semana pasada, impartía un taller sobre team coching en colaboración con la Fundación EDE. Había decidido aliarme conscientemente con las 16 horas del seminario, prescindiendo del reloj, pretendiendo fluir con el grupo, con las conversaciones, con los contenidos.  Fue una gozada: salimos todos contentos con la experiencia de los dos días, que había resultado enriquecedora y divertida.

Pero ¿sabéis qué contesté cuando me llamó Víctor y me preguntó qué tal ha ido? Lo primero que le dije fue: “no me ha dado tiempo a abordar el punto séptimo del guión que llevaba“… Nada más decirlo, pensé, “ahí está mi saboteador particular que se ha encargado de poner en mi mente una pincelada de frustración, por no haber terminado”. El tiempo ya estaba ocupando  el lugar del enemigo, de nuevo… Tuve que sustituir conscientemente ese pensamiento por el de “qué 16 horas más buenas, más disfrutadas, más sabrosas, qué seis puntos tan bien trabajados…”.

Otro día podemos hablar de otras gafas diferentes, esas que se empeñan en empujar el tiempo hacia adelante… paradojas de la vida!

Ane

p.d.1. os adjunto este link a un vídeo de TED, que habla sobre el “slow movement” y reflexiona sobre este tema.

p.d.2. según apretaba el botón “guardar”, me he dado cuenta de que es la tercera o cuarta vez que utilizo la palabra volar en el título de un post. ¿Me lo tendré que mirar?

Anuncios

14 comentarios sobre “El tiempo vuela

Agrega el tuyo

  1. Muy buena reflexión. Lo de hacertelo mirar igual como que si….;-))) Tengo un amigo que vive por aqui y se encarga de organizar y pilotar viajes en globo… Así que si quieres volar…. Como tú dices…¿ Y por que no?

    1. Bueno, pues qué idea más buena!!! Es cuestión de hablar con él y la verdad es que me encantaría viajar en globo. Una vez volé en ultraligero y disfruté mucho de la experiencia (sobrevolé el Mont Sant Michelle, en Bretaña!!!!!!!). Ya te pediré el contacto. 🙂

      Ane

  2. Me ha interesado mucho tu coment, Ane. Precisamente el finde anterior fuí a ver a mis padres, que aunque no lo parecen, son mayores, y volvía encantada sobre la forma en que se han adueñado de su tiempo. Tienen una agenda diaria completísima, creo que hacen todo lo que quieren que hacer, con una parte muy importante dedicada a su cuidado personal, y otra al cuidado de otros, y están conformes con sus ritmos. Creo que debíamos abrazar y disfrutar de la diversidad de generaciones y aprender de ellos eso tan antiguo del slow down que saben hacer tan bien.

  3. Interesante reflexión. Yo consigo aliarme con el tiempo cuando voy al campo. Sólo ahí esa lucha contra el tiempo de la que hablas y que conocemos todos tanto, se desintegra de manera fulminante. De repente el tiempo se para, respiras, miras al horizonte y ya no hay prisas, el tiempo queda suspendido a tu voluntad. Me encanta esa sensación aunque supongo que puedo reconocerla por contraste a mi relación habitual con el tiempo… de lucha, claro. [y he usado la palabra “tiempo” 5 veces 😦 ]

    1. Ya, no hay remedio… la palabra tiempo nos ocupa mucho tiempo de las conversaciones. En cualquier caso, qué bueno es tener experiencias de las otras, para poder ser conscientes y comparar y regalárnoslas de vez en cuando. Gracias por el coment, Cristina. Ane

  4. Me ha gustado mucho la viñeta. Creo que desgraciadamente para la mayor parte de nosotros, el tiempo y la forma en que lo utilizamos es sinónimo de exigencia, presión , estrés e incluso de angustia y desde luego, personalmnet también tengo que hacer un ejercicio personal de llevarme bien con él, que no siempre me sale. Utilizo pequeños trucos, que se suelen mencionar en los foros por los que nos prodigamos los que nos interesamos por estos temas, trucos tales como prestar la máxima atención e intensidad a cada momento, intentando disfrutar al máximo incluso si de lo que se trata es de poner el lavavajillas…y dejar que fluya con alegría. De verdad que casi siempre funciona.

    Un beso

    Nerea

  5. a propósito del tiempo y la edad, llegan a mis manos unos versos de Juaristi:
    “….
    Libros, tardes de lluvia, conversación pausada
    entre amigos de siempre
    que nada nuevo tienen que decirse,
    y evitan, sin embargo, despedirse,
    mientras de día en día
    lo ganado perdí que antes tenía”

    Melancólico ¿no?.

  6. Gracias por estas reflexiones. En ocasiones vivimos el tiempo como algo que hay que llenar a costa de lo que sea. Esto de hacer todas las cosas que uno pueda en elmenor tiempo posible nos suele llenar de ansiedad, y no nos permite saborear y dsfrutar los momentos. Este mensaje de alguna “psicología positiva”, “vive como si fuera el ultimo día de tu vida”, creo que se entiende bastante mal. Saludos.

    1. Comparto contigo en que lo de “vivir como si fuera el último día” es una frase hecha muy confusa … Es como una invitación a hacer más cosas, a “aprovechar mejor”… más de lo mismo…Gracias por tu comentario. Ane

  7. Aquí te va un regalo Ane.
    Espero que te guste.
    A mí, que también me da, a menudo, por volar, me gustó mucho.
    Otro día te regalo otro, pero cuando escribas sobre agua y flotar… te dejo un tema…
    Gracias por vuestras reflexiones

  8. guau, qué gozada!!!!! muchas gracias por el regalo y gracias por “dejarme anotado” el tema de flotar… también es una gozada!!!. No te lo vas acreer, he entrado en las viñetas para escribir una sobre “más regalos” y justo he visto tu comentario que decía, ahí te dejo un regalo 🙂 sincronicidades. Ane

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: