A menudo, no es lo que parece …

El “Perro semihundido” de Goya, es una de las pinturas que más interpretaciones y polémica ha provocado.  Durante años, se ha creído encontrar en la actitud del enigmático perro de esta impresionante obra la mejor alegoría de la soledad, del desamparo, de la nada, … o de la muerte.  Incluso se dice que hay quien ha viajado desde  Japón para contemplar en el Museo del Prado este Goya de aparente “inspiración zen”.

Pues bien, aunque al parecer ya se sabía desde hace años, recientemente se ha divulgado que al digitalizar  unas fotografías de Jean Laurent de 1870 (en blanco y negro, naturalmente) de la pintura mural original que estaba en la llamada “Quinta del Sordo”,  se ha podido apreciar que lo que hace el perro en realidad es … contemplar el vuelo de dos pájaros! Dos pájaros cuya imagen se perdió en el mejorable proceso de traslado de la pintura desde la pared a la tela, y que alguien, en su momento,  decidió “resolver” con unos brochazos, creando un espacio vacío que al final ha sido el origen de tanto enigma y tantas interpretaciones y suposiciones.

Cuando leía esta noticia, reflexionaba sobre cuántas veces en nuestra propia vida también tendemos a cubrir ciertos vacíos “a brochazos”.  Los ocultamos para no ver la evidencia de que en ese espacio existía algo que ya no existe …  O también, con qué ligereza (no exenta de cierta lógica) interpretamos a veces aquello que nos parece “la realidad”, pero que realmente sólo es “nuestra” realidad, nuestros prejuicios, nuestras creencias … Ya se dice que “no vemos el mundo como es, sino como somos”

En el ejercicio del coaching intentamos hacer ver que hay cosas que no pueden taparse “a brochazos”, y también que no hay realidades absolutas sino formas de mirar; que además de nuestra verdad, de nuestras legítimas interpretaciones,  existen muchas otras posibles y complementarias – a veces más sencillas – y que a menudo,  el aferrarse a una sola manera de ver, nos condiciona demasiado y nos impide algo tan saludable y necesario como arriesgar y aventurarnos fuera de nuestra zona de confort.

Jordi Foz

10 comentarios sobre “A menudo, no es lo que parece …

Agrega el tuyo

  1. Hola, Jordi. Felicidades. Los “brochazos” no resisten mucho tiempo cuando se tiene delante a un aprendiz de Sócrates (un/a coach). Un abrazo,
    Juan Miguel

    1. Bon día Juan Miguel !!!! Me alegra mucho saber de ti y te agradezco mucho tu comentario. Me parece que uno de los objetivos de un coach es intentar aflorar lo que hay debajo de esos brochazos …
      Un abrazo

  2. Me ha gustado mucho tu post Jordi.
    Me trae reminiscencias de películas con grandes finales en las que el director trata de engañarte durante todo el desarrollo, para sorprenderte al final (El sexto sentido, El planeta de los simios, American Beauty, Sospechosos habituales …).
    Son buenos ejemplos de que nada tiene por qué ser lo que parece.
    Cuando los coachees describen una situación con todos sus prejuicios puestos encima de la mesa, me gusta la pregunta “¿qué más puede estar pasando?”. Es lo que hacemos cuando nos dicen que esas películas tienen un final sorprendente antes de verlas, buscamos otra interpretación.
    Un abrazo.

    1. Muchas gracias Víctor. A mi también me encanta esa especie de complicidad que algunos directores provocan con sus espectadores y que consiguen captar tu atención y sorprenderte … También pasa en la literatura y otras artes, como la pintura por ejemplo. Y todo me parece basado en el mismo principio : las cosas no tienen porque ser como parecen.
      Muy buena y muy potente la pregunta sobre qué más puede estar pasando. Seguramente no somos conscientes de que nos pasamos la vida … interpretando! Lo que pasa y lo que no pasa, lo que decimos y lo que callamos, lo que nos dicen y lo que no nos dicen … Y es tan fácil obcecarse y equivocarse y muchas veces tiene unos efectos tan importantes !!!
      Un fuerte abrazo,

  3. Gracias Jordi (y compañía),
    “Los ocultamos para no ver la evidencia de que en ese espacio existía algo que ya no existe …” y que nos duele demasiado o no sabemos solucionar. Pues lo que ya no existe y no nos importa no és vacío; sólo es vacío aquel espacio que deseamos llenar.
    Gran tema el de la gestión de los vacíos!
    Una abraçada,
    Dolors
    (increible lo del cuadro de Goya! y muy buen ejemplo para este post)

    1. Gracias a ti, Dolors. Qué idea tan atractiva la de la “gestión de los vacíos” !!!! Especialmente en una época que me parece llena de tantos vacíos … ¿Quizá en torno a esa idea podamos explicar algo más el “recurrente” tema de la soledad/soledades? Muy interesante la relación entre el vacío y el dolor. Algún día tendremos que “abrir ese melón” …
      Una abraçada,
      Jordi

  4. Hola jóvenes:

    Un breve comentario robando unos minutillo a Iratitxu en este último domingo de invierno.
    Cuando me meto en estos berenjenales, mis amigos me dicen que hablo como el “abuelo cebolleta”… Soy optimista por naturaleza pero creo que el buen optimismo debe nacer de una visión crítica y sincera de la realidad que nos rodea. Por ello, leyendo vuestros comentarios sobre los vacíos, no he podido evitar recordar algo que escribí hace ya mucho, mucho, tiempo, y que un reciente artículo de Koldo Saratxaga, me ha hecho recuperar del olvido:

    “Se empeñan en enseñarnos que hay que tener más,
    aunque suponga que muchos tengan menos.
    Nos deberían enseñar que hay que ser más,
    para que ninguno sea menos”

    Creo que una de las grandes plagas de nuestra sociedad es el vacío que experimentamos en “el somos” e intentamos enmascararlo con “el tenemos”. Un mal endémico que lo impregna todo: personas, empresas…
    salu2 y feliz primavera

    1. Hola Bakio :
      Muchas gracias por tu comentario y “esos minutillos de invierno robados a Iratitxu” … No podría estar más de acuerdo en la distinción entre el ser y el tener. Me parece un debate permanente y que tiene lugar, como dices, en muchos ámbitos. Probablemente, en la actual entronización del “tener” esté el origen de muchos vacíos y muchas insatisfacciones.
      Un cordial saludo,
      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: