La paradoja de la elección

El otro día comimos en un restaurante italiano en Las Arenas. No era la primera vez. Nos parece una opción cómoda por la cercanía, por la aceptable calidad de la comida y porque suele haber sitio casi siempre.

Sin embargo, me volvió a ocurrir un “fenómeno” extraño: me paralicé leyendo la carta. Empecé con los spaghetti, tagliatelle, fettuccine, linguine, fusilli, macarrones, rigatoni, farfalle, ravioli, tortellini,…y, para facilitar la decisión, continué con las posibilidades de salsas y acompañamientos. De pizzas y lasañas ni hablamos.

Lo curioso es que, después de ese “ratito”, llegó el camarero y pedí macarrones con tomate. Evidentemente observé con cierta envidia los sugerentes platos de mis acompañantes y me pregunté si hubiera disfrutado más eligiendo otra opción.

Podríais pensar que no me importa demasiado la comida pero ese bloqueo se repitió la semana pasada en una tienda de deportes. Me enfrenté a un interminable lineal de zapatillas de running y, después de otro “ratito”, me di la vuelta y me marché.

Tengo una teoría y la he contrastado viendo este excelente vídeo de Barry Schwartz, un psicólogo americano autor del libro “The Paradox of Choice: Why More Is Less“. A veces menos es más. Y es que creo que todos, en algunos momentos y para algunas cuestiones, necesitamos peceras porque el oceano nos resulta tan inmenso que nos paraliza y nos hace infelices.

Ya, ya sé que mis colegas del coaching me van a sacar las uñas: “¡pero si nos dedicamos a ofrecer nuevas perspectivas a nuestros clientes y, cuantas más, mejor!“. Pues de acuerdo. Ampliemos sus peceras y hagámoslo ofreciéndoles muchas posibilidades pero no olvidemos que, si son demasiadas, podemos encontrarnos con un coachee comiendo, otra vez, macarrones con tomate…

Por mi parte, la próxima vez, procuraré pedir penne a la boloñesa. Ya es hora de cambiar 🙂

Oscar Garro

14 comentarios sobre “La paradoja de la elección

Agrega el tuyo

  1. Es que como dice B.Shwartz, el esfuerzo psicológico de elegir permanentemente entre tantísimas alternativas, es demasiado alto y nos desgasta. Me convence la idea de q conviene matizar y poner límites a la creencia de que “cuantas más opciones tenemos, más libres y felices somos”.
    Ane

    1. Como solemos decir, las creencias no son buenas o malas; simplemente nos abren o cierran puertas. Gran vídeo en el que se observa que el psicólogo no tuvo demasiadas opciones en su armario…:-)

  2. Es como cuando se hacen 50 planes de acción. Se cumplen uno como mucho. Es una pelea en la que llevo años, menos alternativas que hacen que nunca cumplamos los objetivos de ningún tipo.

    La cultura Alemana me ha enseñado que pocos objetivos, pero cumplirlos, y os aseguro que es eficaz y muy enriquecedor.

    Estamos acostumbrados al fracaso por no cumplimiento. Y repito, creo que es básicamente por que queremos llegar a todo y nunca lo hacemos.

    1. Pues efectivamente Xabier.
      Otro ejemplo de que, a veces, menos es más, He participado y “sufrido” varios planes estratégicos con tal cantidad de planes de acción que al final nadie los seguía.
      ¿No es preferible menos planes y objetivos pero más reales y comprensibles por los que tienen que llevarlos a cabo?
      Gracias por el comentario

      1. Coincido con vosotros, los grandes planes estratégicos con multitud de planes de acción acaban siendo insostenibles, con un ámbito temporal excesivo y no acabamos de ver sus resultados, lo cual desmotiva y acaba generando desconfianza y falta de implicación.
        Es mejor ir construyendo poco a poco y disfrutar en el camino(teniendo una visión en mente), de ahí lo de tener bajas expectativas pero realistas que al menos provoquen satisfacción y consiga incrementar la motivación de la gente en una etapa tan complicada como la actual.

  3. Hola, Oscar, muy bien tu artículo. Cuando has expresado tu parálisis ante la lista larguísima de platos de pasta en el restaurante italiano, me vino a la cabeza lo divertido que sería, sentado delante de la carta, comenzar un proceso de coaching con el objetivo de elegir el mejor plato de pasta.

    Cuando me he cambiado de móvil (porque dejó de funcionar), lo que quiero es un móvil que suene y que me permita hablar. No quiero más.

    Estás en lo cierto. Me paralizo las veces que tengo que comprarme algo de ropa, ante tanta oferta. Al super voy con una lista y voy al grano, para no perder tiempo ni salir frustrado.

    En el video se dice muy claro. Tanta “libertad” para elegir puede que sea una de las grandes causas de tanta frustración y depresión. Es lo mismo que decía Krishnamurti.

    Por eso el coaching es una herramienta tan valiosa porque enfrenta a la persona a la gran pregunta: ¿qué quieres?

    Gracias, Oscar. Un abrazo,
    Juan Miguel (nos conocimos el año pasado en las sesiones de coaching de equipos con Jordi Foz en la Pompeu Fabra de Barcelona).

    1. Hola Juan Miguel. Qué ilusión tener noticias tuyas!
      Gracias por el comentario. La próxima vez que me enfrente a la carta en un restaurante, buscaré algún coach…
      Últimamente comparto mesa y mantel con un excelente profesional así que aprovecharé. Se llama Jordi, ¿te suena?
      Un abrazo.

  4. Mi sobrino tenía un problema de pequeño, no dibujaba. Le daban un folio al principio de la clase y lo devolvía en blanco al final de la misma. La solución de la profesora fue darle medio folio y empezó a entregarlo con magníficos dibujos, llegó incluso a ir después durante años a una academia de pintura. El folio completo se le hacía demasiado grande. Buen post Óscar, viva la procastinación.

    1. Ya sabes cómo soy…Buena anécdota!
      Yo sí que me animaba a dibujar pero había que ver los resultados 😉

  5. Ya habéis enriquecido el post con las opiniones. Me gustan

    Es la segunda vez que aporto un comentario aquí. No se si será el mejor post de Vesper…. pero ¡cómo me he identificado con él!

    Quiero vivir en una pecera grandota con muchas posibilidades para elegir.

    Necesitamos humanizar muchos espacios de la vida. Los ha tomado y arrasado la tecnología, la hipertecnología; el mercado, el mercado global; el marketing, el marketing personal, … qué fatiga, ¡Dios mío!

    Total ¿para vivir o sobrevivir?

    1. Me quedo con “vivir”. Coincido contigo en que lo hacemos en un mundo en el que ha aparecido un nuevo término, la infoxicación, que recoge muy bien lo que dices.
      No es poco tomar conciencia de qué nos rodea y utilizar todo ese ruido como herramientas (muy útiles, por cierto)
      Un abrazo Andoni!

  6. Si hubiese leido este post hace un mes, me hubisese ahorrado semanas de busqueda de informacion,digestion y comparacion de la misma, ansiedad y decepcion al no poder elegir lo que mas me gustaba (fruto de encontrar disenos estupendos de las mejores empresas a la vanguardia de su sector) sino lo que mas se ajustaba a mi presupuesto y necesidades, regresando en ultima instancia a la primera propuesta que habia recibido, que cumplia todos los requisitos del proyecto y ademas estaba dentro de mi presupuesto y, tras algunos retoques, se adapta perfectamente a las funciones requeridas. (0s hablo del mobiliario de la oficina!)

    Me gusta el termino infoxicacion: describe perfectamente la situacion actual de exceso de informacion/eleccion, sin filtro ni procesamiento, a la que estamos expuestos a diario en nuestro entorno.

    Casi lo mejor que nos puede pasar es que se nos acabe la bateria del movil o portatil!

    Los macarrones con tomate, estupendos y el video del Sr. Schwartz enriquecedor.

    Enhorabuena por estos posts, esperados desde oriente semanalmente!

  7. Hola Marisa, ni te imaginas lo que nos gusta que nos sigas desde HongKong!!!! Así que estás amueblando oficina, lo que significa que estás de estreno. Un beso, Ane

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: