La bondad es analfabeta

El pasado viernes, Jordi nos invitaba a ver la película “La solución final” y a reflexionar sobre la manera en la que “el mal” se gana su hueco en las decisiones y comportamientos de personas aparentemente “normales”.

El domingo, dando un paseo con mi ama y comentando el post, me habló de un documental que había visto la noche anterior, “Mamá Tunza (*)” y que me llamó la atención, así que llegué a casa, lo busqué y lo ví.

Era un relato sobre “el bien” y sobre la manera tan natural con la que en ocasiones ocupa un lugar central en las decisiones y la vida de personas aparentemente “normales”. Así, sobre la marcha, la mujer protagonista de la historia, analfabeta y sin recursos, salva la vida de casi 200 niños y niñas que estaban condenados a morir.

Primero uno, luego otro y otra y otro… Sin plan estratégico, ni plan de viabilidad, sin cuadros de tesorería ni estrategias de captación de ingresos… va simplemente “improvisando”, dando respuesta con sus decisiones de cada día a lo que para ella tiene “sentido”, a lo que sin haber sido explicitado ha convertido en una misión. Así, sin más, acepta cada niña que llega a sus manos y confía profundamente en que los recursos y la ayuda llegarán.

Hay un detalle de su relato que me llamó la atención: “hacemos esto gracias a todas las personas que nos envían su ayuda“. Está centrada en agradecer, no en declararse “buena”. Mientras ella está ocupada en el puro presente, deja que el futuro se vaya desplegando para servir a su propósito, a lo que tiene sentido.

Bonita historia.

Ane Aguirre

(*): Tunza en Swahili significa: “La Madre que cuida”. En el enlace tenéis el documental completo y, en este enlace, un corte de minuto y medio. Ambos merecen la pena…

7 comentarios sobre “La bondad es analfabeta

Agrega el tuyo

  1. Hola Vesper-jóvenes:
    Hace tiempo que no pasaba por aquí… llevo un tiempillo perdido entre facturas, pañales y glaciares… y un poco alejado del “ciberdespacio”.
    :-))
    Es cierto que la bondad existe aunque, como dice Silvio:
    “… no esté de moda estos días…”
    Y no está de moda porque no es rentable. La bondad de “verdad” no se publicita, no se vende, no se mercadea… solo se ejerce en la sombra, en el anonimato, con la satisfacción del trabajo hecho, el agradecimiento hacia los y las que nos dan soporte y el de las personas que ayudamos y la mayoría de las veces con cierta frustración por no poder hacer más.
    No soy muy amigo de las obras sociales… casi siempre… mucho más Obras que Sociales pero los chicos y las chicas de Caja Madrid nos dejan un pequeño homenaje a pequeños héroes y heroínas expresión de esa “bondad” de verdad.

    http://www.heroesocial.es/

    Por cierto… algo común a todas las personas que aparecen en el libro… Todos reniegan de tildarse de “héroe”… solo hacen lo que tiene que hacer con convicción pero sobre todo con inmensas dosis de cariño.
    Salud y república

  2. Gracias Ane, una historia muy bonita de verdad… y es que creo que los verdaderos héroes conectan con la máxima de que uno no pierde lo que da generosa y altruístamente, sino que de alguna manera se “queda” con ello y con réditos además. Musus!

  3. Algunas sentimos en nuestro interior los valores como los de Mama Tunza. Otros, además, estáis capacitados para expresar un análisis desde otros puntos de vista, algo que valoro mucho. Es lo que tu has hecho Ane. Podríamos decir también que es un ejercicio de atención plena (mindfulness como llamáis ahora). Encuentra un niño y le acoge, le dejan uno, dos, tres y más en su puerta y los recoge también, sin pensar en el antes y en el después, solamente en el aquí y ahora. ¡¡¡Qué buen ejercicio para todos!!! Redundando en el comentario de Nerea en alguna ocasión leí que “uno tiene lo que da”. Eskerrikasko Ane por prestar tanta atención a mis “relatitos”

  4. Hay una frase de Terencio que me gusta y que, si nos la creyéramos y le hiciéramos caso, nos permitiría disfrutar de otro mundo.
    “…nada de lo humano me es ajeno”.
    Lamentablemente, vamos por la vida evitando echar una mano porque, total, “qué tiene que ver con nosotros!”.

  5. Hola a todos:

    Me han gustado mucho los últimos relatos sobre el bien y el mal, la bondad…

    Siempre he creido en las personas íntegras, aquellas que sea donde sea se muestran como son, son consecuentes con sus valores, los defienden en su vida personal y laboral. Aunque también es cierto que el entorno laboral es más arriesgado, es donde más vulnerable se puede uno sentir; por eso admiro a las personas que saben demostrarte su bondad sensibilidad pero que si en algún momento precisan “ponerte en tu sitio” saben hacerlo de manera elegante, demostrándote que lo hacen para que mejores. Ardua labor, pero maravillosa, y requiere una gran madurez como persona.

    Yo también oí en la radio el trabajo de Mama Tunza y me quedé impresionada y con una sonrisa mientras conducía, pensé mientras existan cosas ásí vamos por buen camino. Estoy de acuerdo en que esta mujer “con mayúsculas” no conoce los términos: plan de estratégico, procesos, misión/visión y valores, pero los usa en su día a día sin tener conciencia de ellos, lo que hace que tenga un valor especial.
    En fin, que me errollo, mostrarse como se es no debe ser signo de debilidad, sino de fortaleza.

    Gracias por vuestros comentarios, disfruto mucho de su lectura. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: