Hace ya cinco años Ane y yo estábamos tratando de darle forma a nuestro proyecto de consultoría. Así que nos pusimos a darle vueltas al nombre: no queríamos siglas, no queríamos acrónimos, tampoco buscábamos explicitar demasiado porque preferíamos sugerir. Y mientras… la vida seguía. Por aquella época se estrenó en las pantallas una de las entregas de James Bond, “Casino Royale”, y  nos impresionó el modo en que guionistas y actores habían tratado las relaciones entre géneros, tan alejadas del tópico Bond. Así que escribí una viñeta* avant la lettre (todavía no habíamos empezado con la serie).

Uno de los episodios relatados es el momento en que Bond toma un sorbo de su cocktail favorito, hasta el momento sin nombre, y lo bautiza con el nombre de la “chica”: Vesper. En ese momento, no sólo  le pone nombre a su cocktail; también le pone nombre a ella. Mediante ese acto la libera de su  burocrático y tópico personaje, le dota de una identidad concreta, y la convierte en una posibilidad para él.

Días después, en un vuelo a  Barcelona, me dice Ane: “ya tenemos nombre”; ”¿cuál?”, pregunté, “pués Vesper”, me dijo; “nuestra misión tiene que ver con ayudar a poner nombre a las cosas…”

…y así lo hicimos.  Pero no todo es tan místico. También usamos Vesper para celebrar. Si el querido lector quiere saber más acerca de ello, puede entrar en  nuestra web y “hacerse un Vesper”.

Araceli Cabezón de Diego

* El pasado Martes publicamos la viñeta completa de Casino Royale, aprovechando el lanzamiento del “trailer”http://blogs.elpais.com/version-muy-original/2012/05/skyfall-ian-fleming.html de la nueva entrega de Bond “Skyfall”, que se estrenará en Octubre  ¡Fans que somos!

Anuncios