No sé en qué momento “los Vesper” decidimos – si es que llegamos a hacerlo – que nuestras viñetas nunca cerrarían por vacaciones;  ni en agosto ni en Navidad.

Y por lo tanto, tampoco puedo saber las razones de esa dudosa decisión … Pero desde este momento que es hoy, digamos que “in situ”, intentando escribir una viñeta en pleno mes de agosto, he de confesar que me encantan las acciones y las emociones que me provocan esa decisión que no estoy seguro de que llegáramos a tomar.

Lejos de suponer una servidumbre (aunque una sensación de “ligera” presión pueda rondar a veces), me parece un verdadero privilegio poder escribir para que te lea alguien que tiene interés en hacerlo, y por supuesto el mayor privilegio y el mayor orgullo es, precisamente,  que estéis ahí también en agosto, leyéndonos y siguiéndonos, con una fidelidad y un interés emocionantes.  Me parece que saber que se “está ahí” puede ser a veces muy valioso …

Así que esta viñeta “sólo” pretende daros las gracias y deciros que nos encanta, nos ilusiona y nos compromete mucho compartir cada semana nuestras reflexiones con vosotros (también en agosto) y que esta cita semanal es para nosotros como un hilo conductor, como una conexión deseada, querida, sólida, cómplice, estable;   imprescindible ya,  con nuestros amigos (conocidos o desconocidos) y que le da todo el sentido a muchas de las cosas que hacemos.

Jordi Foz

Anuncios