Las cosas obvias

En una de las novelas de Sherlock Holmes, éste dice algo así como : “el mundo está lleno de cosas obvias de las que, normalmente, nadie se da cuenta nunca …”  Seguramente su inusual capacidad de observación;  de ver las cosas obvias que nadie veía, es lo que hizo de este personaje el paradigma del detective.
Pero me parece también que es una frase de cuyo hilo “te puede tirar”. Y me parece obvio que, efectivamente, no somos conscientes de muchas de las obviedades que suceden constantemente a nuestros alrededor –tanto en el ámbito personal como en el profesional- y que con ello nos podemos estar perdiendo alguna cosa.
¿Es obvio que las personas preferimos ser tratadas con respeto y cortesía? ¿Es obvio que la confianza genera confianza y la desconfianza genera desconfianza? ¿Es obvio que un equipo informado e integrado es mucho más efectivo y comprometido que un equipo desinformado y atemorizado? ¿Es obvio que hay estilos de dirección ineficaces y que dañan a las personas, aunque puedan conseguir resultados a corto plazo? ¿Es obvio que el único lugar en el que se puede vivir plenamente es en el presente? ¿Es obvio que tu hijo “no es tuyo”;  que es otra persona, y que por mucho que quieras protegerlo y puedas ayudarlo sólo puede aprender de sus propias experiencias y siendo el responsable de su vida?
Y si todo eso es tan obvio ¿por qué existe tanta falta de respeto, tanta gente que no saluda o que no sonríe, tanta desconfianza, tantos equipos ineficaces y desanimados, tanto estilo de  dirección mejorable, tanta gente que vive presa en y del pasado, tantos padres/madres tóxicos por sobreprotectores …?
Me parece que según la situación pueden existir muy distintos inhibidores de esa capacidad de observar : las creencias, el egoísmo, la indiferencia, los prejuicios, la prisa, la culpa, la soledad, el miedo … Y me temo que, a menudo, si no conseguimos “completar la serie” de : observar, reflexionar, obtener conclusiones y actuar, es prácticamente seguro que alguna cosa nos estamos perdiendo, por acción o por omisión.
Y me parece obvio, por fin, que con demasiada frecuencia nos comportamos como si las cosas obvias no lo fueran.
Jordi Foz

12 comentarios sobre “Las cosas obvias

Agrega el tuyo

  1. Jordi, ¿podría ser que lo que algunos damos por obvio no lo sea tanto? ¿que tengamos que revisar lo aprendido/enseñado en todos los ámbitos de nuestra vida?.Y volvemos al tema de la educación y al aprendizaje !!! No abro ese melón en este post; lo aplazamos para otra ocasión.
    Feliz viernes ! Un abrazo, Teresa.

    1. Hola Teresa! Muy buena cuestión … Me parece claro que “lo obvio” … no es obvio para todos, así que, efectivamente, creo que debemos estar siempre abiertos a una revisión de nuestras creencias (lo que para “nosotros” es obvio). Mente abierta y disposición real a escuchar y a ser influido por los argumentos del otro … Realmente un gran melón !!! Habrá que darle alguna vuelta entre todas.
      Un fuerte abrazo
      Jordi

  2. ¡Que bueno el artículo!
    Me ha recordado a una conversación mantenida con una coach que fué directiva de una gran empresa y que me comentaba, (ya con casi 60 añetes) que el coaching le había permitido entender algo muy obvio pero que para ella había estado oculto tras los árboles… Lo cuento:
    Había sido la responsable de liderar y motivar a un equipo en un proyecto muy creativo, innovador y , en principio, motivador para todos. Pero una de las personas del mismo no terminaba de integrarse, se saltaba los protocolos de comunicación para visitar directamente al Gerente/propietario de la empresa para hacerle sus comentarios en primera persona. Al final salió el proyecto pero mi amiga no entendía porqué la “disidente” no terminó de integrarse después de todos sus esfuerzos utiilizando habilidades de liderazgo varias.
    Pues bien, lo obvio -según ella- y que ahora había comprendido es que “no todos tenemos los mismos valores” (¡fíjate, que obviedad!), a pesar de que los que uno pueda tener sean tan “claros”, tan “honestos”, tan “coherentes y lógicos”… Lo que movía a la disidente era que, para ella, era más importante satisfacer su necesidad de “reconocimiento desde el poder” que su necesidad de pertenencia al grupo y la consecución del objetivo marcado a su departamento.
    Seguro que podríamos comentar mucho sobre cuáles son los estímulos que podrían haberla motivado, pero me pareció una historia “muy al pelo” de este artículo ¡Felicidades por el mismo!
    En efecto; lo obvio ¿para quién lo es?
    Un abrazo a todos

    1. Muchas gracias por tu comentario Yvonne!!! Y por el EXCELENTE ejemplo que compartes con nosotros y que, efectivamente, “viene al pelo” … Para mi, es un fantástico regalo, muy gratificante, cada vez que descubres una “obviedad” como la que relatas. Esto de la reflexión va a resultar ser un magnífico ejercicio …
      Un abrazo también para ti

  3. Gracias por tu viñeta, Jordi. Me refuerza en la idea de lo difícil que resulta enterarse de quién es el otro. Y una vez más, la necesidad de preguntar y escuchar. …¡tela!

    ara

    1. Muchas gracias, Ara. Qué buena frase esa de : “lo difícil que resulta enterarse de quién es el otro …” Pero, ¿no te parece que precisamente eso lo hace todo mucho más atractivo y estimulante? Enterarse de quién es el otro !!! Como bien dices … ¡tela!

  4. Como siempre, es un placer leer vuestras reflexiones…
    Ayer escuché una interesante entrevista a Mara Dierssen, doctora en neurobiología en la que cuenta de forma muy amena cómo nos fijamos o no en lo aparentemente obvio (si cierras los ojos, ¿sabes cómo voy vestida?)
    A veces lo obvio nos pasa desapercibido…

    Ya fuera del tema no cuenta también cómo nuestro cerebro aprende cuando está expuesto a experiencias (es en ese momento cuando se establecen nuevas conexiones neuronales). Cada uno es escultor de su propio cerebro y algo que me ha encantado… El conocimiento es un fin porque te hace mejor persona y no sólo tiene efectos físicos sino que son evidentes los impactos en la capacidad emocional de cada persona.
    Una delicia!!

    http://www.ondacero.es/audios-online/julia-en-la-onda/entrevistas/mara-dierssen-hombre-cierta-medida-escultor-propio-cerebro_2012111500114.html

    1. Muchas gracias por tus amables palabras, Nila. Como se suele decir … “el placer (el lujo) es todo nuestro” !! Y muchas gracias también por la interesantísima entrevista con la doctora Dierssen. Los procesos de aprendizaje y la plasticidad del cerebro son cuestiones que nos resultan especialmente apasionantes a “los Vespers” y nos encanta este intercambio de reflexiones con nuestros amigos.
      Un abrazo,

  5. Muy interesante reflexión sobre la obviedad. Da mucho qué pensar.
    Y me gustaría destacar lo de los “inhibidores de esa capacidad de observar” y la alusión a “completar la serie”. Me ha encantado.
    Muchas gracias, Jordi.
    Dolors

    1. Muchas gracias, Dolors. A mi me parece que es así y que lo ideal es completar “la serie” (muchas veces de manera automática e intuitiva). De lo contrario, podemos (de hecho me parece que es habitual) actuar sin reflexionar, o observar sin reflexionar ni llegar a conclusiones, o llegar a conclusiones … y no hacer nada! ¡Cuántas veces falta el último paso de “la acción”! Gracias por tu comentario y una abraçada,
      Jordi

  6. Kaixo Jordi:
    Puede que una gran parte de las “obviedades” que apuntas se resuma en esta otra:
    “… lo importante suele tener que dejar paso a lo urgente…”
    🙂

    1. Kaixo Bakio!
      Creo que la que dices es, precisamente, una de las mayores (si no la mayor) y de las más arraigadas obviedades : lo importante casi siempre acostumbra a ceder el paso a lo urgente … Otra cosa (complementaria que no contradictoria con esto) sería decir aquello de : ” A ver, defíneme urgente” … Y seguramente, veríamos “con sorpresa” que en algunos casos bajo esa etiqueta metemos, no tanto lo urgente, como lo que nos resulta más : cómodo, rutinario, fácil, conocido, amable, valorado, gratificante … o, simplemente, “lo que le gusta al jefe !!!! Todo eso mientras “lo importante” (y normalmente más complicado) espera su turno pacientemente.
      Gracias por tu comentario y un abrazo,
      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: