CONTEXTOS

ContextosEn un paseo por los alrededores de Hampton Court, topé con uno de esos espléndidos jardines ingleses de apariencia inocentemente silvestre, pero de realidad tan trabajada como la de un  parterre versallesco. Estaba disfrutando de la hermosa distribución de colores y texturas, cuando observé  la presencia de una especie inusual en mi escaso imaginario jardinero: una mata de cardos. Mi ojo castellano advirtió entusiasmado cómo, mezclado con una gran variedad de flores exóticas y valiosas, el cardo surgía como una especie exquisita, única, distinta. Su diseñada vecindad  con flores y hierbas  suaves ponía de relieve su hirsuta diferencia.  Pensé: “alguien ha sacado este cardo de su contexto silvestre, y al moverlo hacia otro floricultivado, ha modificado mi percepción de él, lo ha propuesto como un valor distinto, le ha añadido atributos que yo antes no veía”.

De inmediato pensé en personas y organizaciones, y en cómo un contexto nuevo puede cambiar la percepción que se tiene de algunos individuos y la mirada que proyectamos sobre ellos, y recordé un antiguo post de Ane; y me pregunté ¿por qué esperar a que un cambio de contexto me revele el valor de algunas personas?, ¿no podré yo, por mi cuenta, cambiar la mirada y descubrir lo interesante que puede resultar incluir atributos de cardo en un jardín convencional?

Araceli Cabezón de Diego

Anuncios

10 comentarios sobre “CONTEXTOS

Agrega el tuyo

  1. Hay determinados cardos, que la verdad es que son plantas de gran belleza, hay que saber mirarlos, para poder extraerlos de la maraña en la que suelen estar creciendo. Me gusta la reflexión de tu post.

    Un abrazo,
    Lourdes.

  2. Me gusta esta pregunta q haces….¿ Por qué esperar a que un nuevo contexto lo revele??? Podemos mirar y provocar nosotros ese cambio??? Es cuestión de ser creativos???

  3. Siempre es cuestión del punto de vista………cuando uno hace fotos desde el mismo sitio….siempre sale el mismo tipo de foto, sin embargo, cuando uno se acerca, se gira, se agacha, se coloca encima o debajo, en definitiva, cambia el punto de vista….encuentra cosas que antes no esperaba….

    1. …pues buena idea, Pedro! Agacharse, cambiar de lugar para encontrarles otro “punto” a los cardos….

  4. Una viñeta muy interesante, Ara. Muy clara y, desde mi punto de vista, explicada muy sencillamente (en el “mejorísimo” de los sentidos) … A mi me parece que “nosotros” sí podemos hacer muchas cosas : mirar diferente, provocar el cambio … o aceptar lo que hay (he dicho aceptar, no conformarse con …) y eso : aceptar al otro y no querer perderse nada … Una vez más, llegamos al mismo lugar. No digo que en cada uno de nosotros esté la solución a todo, por supuesto! Pero sí buena parte de las claves de cómo “leemos” y vivimos nuestras vidas.

    1. …pues sí. Estoy de acuerdo contigo, Jordi. A la postre, también se trata de cómo queremos “leer” y vivir nuestras vidas, si cabreados por el cardo que encontramos, o disfrutando su diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: