497933_1¿Recordáis la excelente película “Los Santos Inocentes“? Si no la habéis visto, os la recomiendo.

Bajo mi punto de vista, la adaptación cinematográfica de Mario Camus recoge fielmente la novela de Miguel Delibes y nos hace estremecernos cuando muestra qué ocurría hace apenas 50 años.

Azarías (impresionante Paco Rabal) y la Niña Chica (discapacitada física y mental) son los inocentes de la novela y permanecen ajenos al drama que está viviendo su familia esclavizada por unos señoritos sin escrúpulos.

monaco_inocenteDesconozco si el autor atribuyó el nombre al hombretón de mente infantil por algún motivo especial. A mi me sugiere un significado que me hace reflexionar.

Azarías camina por los campos (barzonea según el libro) sin ocupación y lo que le va ocurriendo…le sucede. El trágico desenlace del relato no es más que un episodio más de ese vagar sin sentido.

El resto de los personajes se hacen cargo de su situación y, en la medida de sus posibilidades (pocas), no permiten que su destino lo elijan otros o el azar. No son los inocentes del “cuento” por más que vivan en unas condiciones deplorables obligados por las circunstancias.

Dentro de 3 días cerraremos un año complicado y nos encontraremos inmersos en un 2013 cuyas perspectivas no son muy halagüeñas. Ante esta situación podemos elegir un discurso ligado al “yo no tuve la culpa así que me quedo con los brazos cruzados” o escoger una actitud responsable para hacer todo lo posible para salir de una crisis que parece no tener fin.

Por lo que a mi respecta, me quedo con la segunda opción y guardo toda mi inocencia para el día de hoy 😉

Oscar Garro

Anuncios