Los equipos y la realidad

Realidad-QuinoHace unos días estaba releyendo acerca del interesante tema del enfoque sistémico y de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger, y más en particular sobre Constelaciones Organizacionales, que vendrían a ser la aplicación de la misma filosofía en el ámbito empresarial.

Cada colectivo, sea grupo o sea equipo, es en sí mismo un sistema y como tal desarrolla dinámicas, contenidos y conciencia propios. La teoría dice, y parece razonable, que los sistemas organizacionales, es decir todo colectivo existente en el ámbito empresarial, necesita seguir ciertas leyes o principios para su correcto funcionamiento.  El primero de esos principios sería el de … “respetar la realidad”(!).

Algo aparentemente tan obvio como entender que la realidad no puede ser negada ni ocultada y que, si eso ocurre, las personas que componen el sistema lo perciben claramente y las relaciones entre ellas -tan definitivas en cualquier equipo- lo acusan de manera inevitable. Reconocer el “cómo son las cosas” parece a veces tan difícil como imprescindible para poder cambiarlas.

Pero lo cierto es que nuestra experiencia práctica con equipos de dirección nos demuestra que, a menudo, siguen existiendo fuertes resistencias de algunos directivos para admitir una realidad que ellos perciben como adversa o conflictiva y que intentan ignorar absurdamente, aunque resulte ser evidente para el resto de los componentes de ese mismo equipo.

Nuestra posición -absolutamente rotunda- es que el negar o esconder la realidad nunca ayuda a mejorar las cosas. Podremos adoptar distintas estrategias o diferentes tiempos y ritmos, pero la negación de un posible conflicto sólo lo difiere y normalmente lo agrava.

Por el contrario, reconocerlo con naturalidad o, por lo menos,  intentar identificarlo promoviendo conversaciones y esa “conectividad” de la que hablábamos en un post anterior, así como la participación y el compromiso de todos los componentes de un equipo, acostumbra a funcionar siempre y suele suponer un paso de gigante en la mejora cierta y evidente de las relaciones, el rendimiento y los resultados de cualquier equipo o sistema.

Jordi Foz

Anuncios

9 comentarios sobre “Los equipos y la realidad

Agrega el tuyo

  1. claro… ¿qué significa “la realidad”? porque como cada uno la vemos como la vemos… en cualquier caso, quizá reconocer la realidad consista en buena medida,simplemente en ESCUCHAR (de verdad) todas esas percepciones de la realidad. Lo que solemos hacer es no escucharlas, no reconocer que hay otras, y vestir la nuestra como más nos conviene….

    1. El problema, en crudo, es que lo Real no es alcanzable. Vivimos en universos “simbólicos” (culturales, institucionales y personales) e “imaginarios colectivos”, por lo que pretender que la “percepción” de la realidad sea “común” puede ser loable -no lo sé-, pero es un intento vano. En algún sitio he escrito que la “objetividad” es la “subjetividad” de quien tiene poder para declararla objetiva…

    2. Estoy de acuerdo: la palabra realidad se ha vuelto pegajosa. Estoy de acuerdo en utilizar mejor la palabra “percepciones”, y poner en marcha la máquina de la aceptación: aceptar que otro ve las cosas de distinta manera, e integrarlo en el sistema para que todas las percepciones sean “funcionales”; y además tener en consideración que esa integración, producirá modificaciones en el sistema, y por lo tanto, nuevas percepciones.

  2. Intuía (creo que deseaba) que hablar de “la realidad” iba a ser polémico … Mi última “maldad” fue cambiar el título en el último momento desde “los equipos y las realidades” a “los equipos y la realidad” … Toda una provocación!!!!
    Gracias por vuestro interés y por vuestros comentarios y reflexiones siempre tan sugerentes. Intento ser concreto en mis comentarios aunque me temo que me alargue demasiado :
    Javier, desde mi punto de vista, por supuesto que “siempre” concurren distintas y dispares realidades … Pero os ruego que no perdamos de vista el ámbito del que hablamos en el post : una visión sistémica (interrelaciones), un equipo de trabajo, un entorno profesional. Seguramente habrá que encontrar puntos de encuentro y priorizar, por eso hablaba de promover conversaciones, participación y conectividad …
    Ane, acertadamente, plantea qué significa la realidad y que cada uno la vemos como la vemos … Un escéptico “militante” como yo no podría estar más de acuerdo, pero también creo que si ponemos en común parte de esas percepciones podemos llegar a convenciones, a “realidades” compartidas. Con esto último no parece estar muy de acuerdo Alfonso que cree puede ser un “intento vano”, y que dice algo que me parece especialmente interesante : “La objetividad es la subjetividad de quien tiene poder para declararla objetiva” …
    Y esta frase tan estimulante me ha generado una reflexión : Cuando un directivo le dice a su coach que se siente muy inseguro dirigiendo ¿existe una realidad en esa afirmación? Y, si existe, ¿cuál es la realidad? ¿que “dirige” de forma insegura o que “se siente” inseguro cuando dirige? Aquí aplico la frase Alfonso : la subjetividad del directivo ha convertido su afirmación en algo objetivo, “y real” para él : se siente inseguro … Le podremos decir que no es más que “una percepción” … pero para él es una angustiosa realidad.
    Araceli, como siempre, utiliza términos especialmente gráficos y oportunos y dice que “la palabra realidad se ha vuelto pegajosa” … Genial! Pero también podría interpretarse como “pegajosa” por persistente, porque no se “desengancha”, por tozuda …
    Y por último, me gustaría una reflexión final : me parece que todo lo anterior “no aguanta un asalto” (por demasiado metafísico) en ninguna de las empresas ni con ninguno de los directivos con los que me he relacionado en los últimos años, acuciados normalmente por problemas y preocupaciones mucho más mundanos que, para ellos, sí son “reales y tangibles” … A esos quería referirme en mi post, e insisto que en el ámbito de los equipos y de las empresas : existen equipos que no funcionan, que no se entienden, que no dialogan, liderazgos no asumidos por los equipos a los que teóricamente lidera, presupuestos que no se alcanzan, cifras de ventas que disminuyen, plazos que no se cumplen, clientes y mercados que se pierden, vendedores desmotivados, rotaciones de personas inexplicables e inexplicadas, elementos tóxicos que sabotean, equipos y personas que no dicen lo que piensan, direcciones inseguras y acomplejadas, modelos de dirección que generan miedo y angustia, preguntas que nunca se plantean, etc, etc … La lista sería interminable.
    Cuando piden nuestra colaboración, me parece que ésta es precisamente una de nuestras aportaciones más bonitas, relevantes, difíciles y transformadoras : Ayudarles a que “ellos” consigan compartir y poner sobre la mesa sus conflictos y “realidades” ocultas, para empezar a cambiar y a construir precisamente a partir de esa aceptación.
    Muchas gracias y un abrazo,
    Jordi

  3. Hola Jordi
    Un placer leerte nombrar y profundizar sobre la perspectiva sistémica y las constelaciones organizacionales.

    Interesante debate sobre el concepto “realidad”. No puedo entrar a toda la conversación por falta de energía para continuar cada hilo que se abre, a ver si consigo explicar mi visión de esto que cuentas y que nos engancha de las tripas.

    Cuando nos acercamos a la mirada sistémica una de las cosas que se rompe en mil pedazos es el concepto de “realidad”. Leyendo hace una semanas un texto que os recomiendo (“Manual de terapia y asesoría sistémicas” de Arist von Schlippe y Jochen Schweitzer) me encontraba de nuevo con un texto de Maturana que creo viene al caso; “Un sistema no es algo que se presenta al observador, si no algo que el observador conoce”. No podemos acceder a lo que llamamos realidad obviando que en esa observación ya estamos modificándola.

    Esta es una clave que aporta la mirada sistémica y que considero fundamental en nuestro trabajo acompañando organizaciones.

    Algo diferente es que hacemos con esta realidad o realidades. En la certeza de que lo que pensamos que ocurre es en parte lo que es y en parte lo que me cuento que es ¿Para qué pelearnos?. Además lo que ocurre, ocurre para algo. Si estamos aquí, si hemos logrado llegar hasta dónde estamos algo habrán/habremos hecho bien. Esta es la parte en la que cobra sentido honrar y respetar a lo que ocurre. No es una perspectiva que invite a la confrontación de miradas, nos invita a situarnos en un lugar “meta” dónde una cosa y la contraria tienen lugar.

    Desde esta certeza, invertir energías en modificar aquello que si esta en nuestras manos. Así veo yo esta idea que compartes en tu post.

    Gracias de nuevo
    Asier

    1. Kaixo Asier,
      Te aseguro que todo el placer es mío, de verdad.
      Me interesa mucho la cuestión de las constelaciones y, aún más en particular, el de las aproximaciones sistémicas, pero tienes mucha razón en que se abren tantas líneas de reflexión interesante, que para mi también resulta imposible encontrar el tiempo, la energía y el conocimiento suficientes para profundizar como me gustaría en cada una de ellas …
      No obstante, confío en que nos pases a todos lo que me pasa a mi : sólo el enunciado de algunas reflexiones, por sí mismas, me resultan muy retadoras y enriquecedoras.
      También, cómo no!, soy fruto de mi pasado y mis experiencias y una de mis obsesiones es la de no quedarme en la “cómoda” y gratificante disquisición intelectual y tratar de encontrar ese link entre propuestas muy estimulantes y la capacidad de generar acciones reales, tangibles y concretas que ayuden a cambiar las cosas, preferentemente a mejor …
      Creo estar de acuerdo en todo lo que dices : la realidad es parte de lo que es más lo que creemos que es y lo que ocurre (y lo que no) ocurre para algo … Y sí, claro, más complementariedad que confrontación de miradas.
      Muchas gracias, Asier. Me has hecho darle muchas vueltas a la cabeza …
      Un abrazo,
      Jordi

  4. Kaixo Jordi & Cia:
    Una vuelta de tuerca nueva a eso de la realidad… Tal como apuntas, a veces nos da por ignorarla pero otras, las más, nos da por no contarla…
    Dos de los derechos que reconoce la constitución Española son: El derecho al pataleo y el derecho de la radio-macuto.
    Cuando no conocemos parte de la realidad, una realidad que nos incumbe o interesa, nos dedicamos a elucubrar, imaginar e inventar… y a elevarla a la condición de REALIDAD aunque sea fruto de nuestra imaginación, un conjunto incompleto de datos y nuestra propia subjetividad e intereses.
    Cuánto daño hacen estas realidades-radio-macuto a nuestras organizaciones… Realidades tan manipuladas, consciente o inconscientemente, como subjetivas.
    Algunos científicos, como Everett, nos hablan de universos paralelos… pero la realidad es que muchos de esos universos paralelos viven dentro de nuestro propio cráneo y tienen su origen en radio-macuto en lugar de la mecánica cuántica.
    una abraçada

    1. Kaixo Bakio !!!
      ¡ Pues sí que es otra vuelta de tuerca …! Y otro enfoque complementario y muy interesante : la manipulación, consciente o no, de la “realidad”. Creo que todos podemos tener experiencias de la “fortaleza” y persistencia de radio-macuto que, muchas veces, puede causar daños irreparables. No he conocido empresa, ni grupo, ni sistema … en el que no exista este “foco” de conflicto, en la medida y tamaño que sea.
      Tiene mucho que ver con lo que pretendía decir en mi post : si no afrontamos esa “digámosle realidad”, podemos estar dándole carta de naturaleza y, como bien dices, cuánto daño puede hacer en las organizaciones y a las personas la información falsa y manipulada.
      Desde mi experiencia personal, el rumor, la manipulación normalmente consciente de la realidad, sólo se puede neutralizar “de frente”, con información, con sinceridad, con confianza y, en fin, … con conversaciones, escucha y … “conectividad”.
      Muchas gracias por tus reflexiones y otra “abraçada” para ti,
      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: