¿Siempre más?

el_planeta_de_los_simiosRecibía el anuncio de una nueva publicación del Club de Roma, titulada “Enough is enough“. Es una obra en la que los autores reflexionan una vez más, sobre los límites al crecimiento si queremos mantener el nivel de calidad de vida que estamos viviendo en el mundo desarrollado y si los países en vías de desarrollo quieren ir uniéndose, que evidentemente quieren, a estos estándares.

A mí el título me hizo pensar en lo incorporado y sobrevalorado que tenemos el concepto “crecer”, la idea de “si se puede más, mejor”, crecer por crecer, más porque sí, siempre más,… Y sin embargo, lo desprestigiada que está la palabra “suficiente”. No se escucha muy a menudo este tipo de expresiones: tengo suficiente, gano lo suficiente, hago el suficiente deporte, disfruto lo suficiente… estamos más anclados en frases como: me gustaría viajar más, tengo que leer más, quiero ganar más, me gustaría que el día tuviera 25 horas, necesitamos crecer en facturación, por supuesto también en rentabilidad, incluso ahora está de moda decir que queremos ser más felices.

La pregunta es ¿y si en muchas ocasiones “fuera suficiente”? Quizá, como decíamos en otro post refieriéndonos a “trabajar más”, resulta que no hacía falta tanto

Yo ya he empezado a escuchar los “si más, mejor” con espíritu crítico.  No todas las veces resulta cierto ni útil. Muchos “es suficiente” nos harían vivir la vida y la empresa quizá con más “sentido social”. No significa renunciar a la ambición de querer mejorar, pero sí de matizarla y de aplicarla con inteligencia y respeto a las fuentes de recursos naturales que nos nutren y a nosotros mismos.

 Ane Aguirre

19 comentarios sobre “¿Siempre más?

Agrega el tuyo

  1. Muy certera reflexión, Ane. Totalmente de acuerdo. Y además, muchas veces no sabemos disfrutar del “suficiente”, que de manera muy habitual,suele ser además “estupendo”.

    Y en el ámbito empresarial, ni te cuento. Los accionistas nos marcan el paso y generalmente, poniendo el foco en el corto plazo. Quiero pensar que cada vez nos cuestionamos más este paradigma, como personas y como empresas.

    Saludos, Teresa.

  2. Personalmente, me parece imprescindible (desde hace ya mucho tiempo), empezar a poner límites y barreras en esta dinámica insaciable en la que, a veces, parecemos estar inmersos. En todos los ámbitos de la vida parece producirse esa carrera disparatada hacia no se sabe dónde … y lo más peligroso y tóxico es cuando esa dinámica – tan contagiosa- es practicada por las empresas u organizaciones, con todos los efectos irreversibles que pueden provocar a su alrededor. No es nada fácil ir poniendo “suficientes” en nuestras vidas, pero también estoy seguro de que, si lo tenemos claro y buscamos bien, siempre existe algún ámbito personal, por “recóndito” que sea, en el que es posible “parar un poco” y reencontrar el disfrute -tristemente olvidado- del paso del tiempo, del silencio, de la conversación, del sol, del aire, de la meditación … Sin ningún objetivo “tangible”, sólo … porque sí !!!
    Me ha gustado mucho tu post, Ane.
    Jordi

  3. Acertada reflexión que estaría bien no olvidar cuando se pase la “crisis”. Si hablamos de salud o biología el crecimiento ilimitado de células suele llevarse al paciente por delante. Si tomamos por sabia la naturaleza, no estaría mal darle una vuelta a algunos conceptos de lo que consideramos progreso.

    Un abrazo Ane

    Berta

  4. Ane,
    me tu reflexión me ha conectado con el concepto de ABUNDANCIA, entendiéndola como “tener lo que necesitas cuando lo necesitas”. Para escenificar la abundancia desde esta perspectiva, nos podemos imaginar el bebé en el útero materno, dónde tiene todo lo que necesita, toma lo que necesita… y es lo SUFICIENTE para concluir con éxito el periodo de gestación.
    Creo que muchas veces vivimos en abundancia y ni siquiera la percibimos porque estamos, como tú dices en el “siempre más”.
    En lo personal me esfuerzo en identificar desde la cotidianidad qué está posibilitando mi abundancia para después reconocerlo y agradecerlo. A veces es una conversación que me nutre, un libro que me nutre, un cuadro que me relaja, una ducha que me reconforta, un encuentro que me divierte, un desconocido que me ayuda cuando no encuentro una calle… TU post….
    Eskerrik asko!
    Maria

  5. Hace un tiempo ya que me percibo como un VAP (vago altamente productivo) porque trabajo lo suficiente… o un poco menos. Buena viñeta. Bss.

  6. Como ha publicado nuestro amigo Iñaki en un comentario en facebook, en el colegio nos ponían “suficientes” (a algunos…) y no nos hacía demasiada gracia.

    A veces no viene mal revisar el significado de ciertas palabras (bastante para lo que se necesita… http://lema.rae.es/drae/?val=suficiente) y, como dice Jordi, parar un poco para evitar lo que algunas veces parece inevitable.

    Gracias Ane por la reflexión y al resto por los comentarios. Un suficiente para todos 🙂

    Oscar

  7. Kaixo Ane, tu post me ha hecho pensar en el “para qué” , “por qué”, “hacia dónde”, etc, de lo que llamamos CRECER. Más aún, en el significado del propio concepto CRECIMIENTO.
    Hablamos de lo mismo cuando decimos crecimiento, desarrollo, avance???.
    Y cuando decimos decrecimiento, crisis?, también hablamos de lo mismo?.
    Hablas de estándares deseados…. Quizá no todos lo sean analizando a dónde nos ha llevado conseguirlos y qué hemos ido dejando en el camino.
    Ostiral guztietan irakurtzen dut zuen posta eta ostiralero eramaten dut zerbait.
    Mila esker!!

    1. Efectivamente… sin darme cuenta asumo como deseados unos estándares que quizá no son los que deseamos sino a los que hemos llegado de tanto crecer…. hombre, hay parte del avance al que no queremos renunciar… ¿dónde estará el equilibrio? iremos descubriéndolo,cada uno dentro de nuestros espacios de influencia… eskerrik asko zuri, Olga.

  8. Ane, me ha encantado y además me ha ayudado a poner nombre a una sensación, porque yo sigo dando vueltas a cuestiones relativas a los para qués.

    Quizá por la edad, por las experiencias, quizá por el aprendizaje de esta crisis, quizá por las etapas de la vida y de la economía, siento que hay muchos ámbitos en los que soy consciente de tener “suficiente” o más que suficiente y es que si creo que en muchas ocasiones “tenemos suficiente”.

    Es cierto que en otros ámbitos todavía nos queda por hacer, por lo menos a mi, por ej. ética, colaboración, cuidado del medio ambiente, generosidad, respeto, honestidad, ayuda…

    Me encantan seguir vuestras reflexiones.

    Besos.

    1. Muchas gracias, Tere. A nosotros nos encanta que las sigas y nos hagas comentarios. Nuestro para qué de escribir estas reflexiones está en lectoras como tú… Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: