el_planeta_de_los_simiosRecibía el anuncio de una nueva publicación del Club de Roma, titulada “Enough is enough“. Es una obra en la que los autores reflexionan una vez más, sobre los límites al crecimiento si queremos mantener el nivel de calidad de vida que estamos viviendo en el mundo desarrollado y si los países en vías de desarrollo quieren ir uniéndose, que evidentemente quieren, a estos estándares.

A mí el título me hizo pensar en lo incorporado y sobrevalorado que tenemos el concepto “crecer”, la idea de “si se puede más, mejor”, crecer por crecer, más porque sí, siempre más,… Y sin embargo, lo desprestigiada que está la palabra “suficiente”. No se escucha muy a menudo este tipo de expresiones: tengo suficiente, gano lo suficiente, hago el suficiente deporte, disfruto lo suficiente… estamos más anclados en frases como: me gustaría viajar más, tengo que leer más, quiero ganar más, me gustaría que el día tuviera 25 horas, necesitamos crecer en facturación, por supuesto también en rentabilidad, incluso ahora está de moda decir que queremos ser más felices.

La pregunta es ¿y si en muchas ocasiones “fuera suficiente”? Quizá, como decíamos en otro post refieriéndonos a “trabajar más”, resulta que no hacía falta tanto

Yo ya he empezado a escuchar los “si más, mejor” con espíritu crítico.  No todas las veces resulta cierto ni útil. Muchos “es suficiente” nos harían vivir la vida y la empresa quizá con más “sentido social”. No significa renunciar a la ambición de querer mejorar, pero sí de matizarla y de aplicarla con inteligencia y respeto a las fuentes de recursos naturales que nos nutren y a nosotros mismos.

 Ane Aguirre
Anuncios