Imagen1La semana pasada, mientras veía con Ane esta entrevista de Elsa Punset a Robert Dilts sobre creatividad, nos vino a la mente una interesante jornada que facilitamos hace varios meses. Tuvimos el placer de impartir un taller sobre creatividad a 30 coaches profesionales de la Escuela Europea de Coaching en el que exploramos conjuntamente qué tienen que ver las técnicas de creatividad y el coaching.Y la conversación nos fue llevando a la conclusión de que los espacios compartidos son mucho más de lo que a priori puede parecer.

Fue muy interesante explorar los espacios de encuentro entre ambos mundos. Las ideas fuerza del coaching proponen un estilo de liderazgo y de relaciones generadores de contextos más creativos: mirar la realidad desde distintas perspectivas, preguntarse ¿por qué no?, reenfocar la capacidad de arriesgarse, entender que el diseño y la acción son un continuo inseparable y permitirse diseñar el futuro que deseamos.

Cualquier intento de transformar las dinámicas de la empresa con el fin de desarrollar el músculo de la creatividad, pasa por revisar el estilo de liderazgo (*), los valores y las creencias con las que trabaja el equipo de dirección.

La pregunta que os proponemos es la siguiente, ¿Nuestro estilo directivo, favorece o frena la capacidad de las personas para innovar y encontrar nuevas ideas y soluciones? ¿Cómo podemos transformarnos como equipo directivo para ser un catalizador de la creatividad?

Oscar Garro

(*): los días 18 y 19 de abril facilitaremos las jornadas de formación “Liderazgo para la Innovación” para directivos/as en nuestra nueva sede en el Elkartegi de Getxo.

Anuncios