red_7…Y tú más!

Parece un diálogo entre niños y, sin embargo, es un reflejo del espectáculo vergonzante que están representando “nuestros” políticos. Y como muestra, un par de botones:

Mariano Rajoy, en su comparecencia por el caso Bárcenas, afirmaba con “contundencia”: “No voy a dimitir porque no soy culpable“. Fin de la cita…

…Y la semana pasada escuchaba a otro político diciendo que, en el caso de la seguridad de los trenes de “alta” velocidad, ellos tomaban la decisión pero que se basaban en los argumentos técnicos de los profesionales de RENFE o ADIF. En otros micrófonos, un represente del Gobierno afirmaba que el “culpable” era el anterior ejecutivo y que ellos gestionaban la “herencia” de la mejor manera posible. La pelota va y vuelve mientras las víctimas y los héroes anónimos tratan de olvidar lo inolvidable…

response-ability-CENTER

En Vesper bebemos de diversas fuentes y dos de ellas, Stephen Covey y Fred Kofman, hablan de la responsabilidad como la habilidad para elegir y dar una respuesta. Solemos hablar y trabajar esta habilidad porque consideramos que es una de las más trascendentales para las personas que tienen un cargo directivo; incluso Jordi nos contó un ejemplo sobre la asunción de responsabilidad de uno de los cuarenta líderes más influyentes del mundo en “La culpa es de uno“.

Lamentablemente, nuestros “líderes” políticos (poco tienen de eso…), se limitan a buscar otros culpables y a no responder de las consecuencias de sus decisiones y de sus compromisos. Y, lo más curioso, es que todos lo sabemos…y, de alguna manera, lo permitimos.

Me queda el consuelo de que todavía tenemos la esperanza de recurrir a esa habilidad tan poderosa porque, en caso contrario, seguiremos teniendo lo que nos merecemos.

Oscar Garro

Anuncios