El Guateque

El Guateque (1968)Desde mi punto de vista, El Guateque es una auténtica obra de arte que no siempre ha sido analizada con la perspectiva y profundidad que se merece.

La trama es sencilla: un actor indio, Hrundi V. Bakshi,  es invitado por error a una selecta fiesta en casa de un productor de Hollywood. Cuando se pretendía incluirlo en una “lista negra”, resulta serlo en una lista de invitados y ese será el primero de una serie interminable de divertidos equívocos y escenas hilarantes, durante las cuales Peter Sellers recrea un personaje absolutamente entrañable.

Un hombre bueno y solitario que intenta, sin demasiado éxito, trascender su propia soledad en un ambiente que no es el suyo; un niño grande, curioso y travieso que trata de ocultar los efectos demoledores de sus travesuras. Un ser amable, tímido, ingenuo, cenizo, complaciente, inoportuno, patoso, que resulta ser una auténtica plaga… pero que mantiene una eterna sonrisa bondadosa.  Y que acude al rescate y salva a “la chica en peligro”,  de una forma también  muy peculiar y divertida.

Pero es que además, la película destila una sutil ironía contra todo lo que se mueve: desde la sopa de fresa que cenan los sofisticados invitados, hasta los excesos en la interpretación trascendente de la filosofía hindú, con un bonito pero absurdo refrán “que tenemos en la India”  y que él mismo confiesa no comprender.

Es difícil seleccionar una sola escena pero, si tengo que hacerlo, me quedo con la de:  es la noche de la risa (!), en la que se evidencia lo bueno que es escuchar  antes de hablar.  Y tampoco se puede dejar de  mencionar al genial camarero que, como un hilo conductor y en un increíble crescendo, va apareciendo a lo largo de toda la película…  en más de veinte ocasiones!

La gran moraleja es que Hrundi, el hombre sencillo y “diferente”; el hombre de traje claro entre trajes oscuros, consigue batir a ricos y poderosos y los últimos y desmadrados minutos lidera una especie de hundimiento del Titánic en el que los músicos también siguen tocando,  ajenos a un mar de espuma que los engulle.

Por fin, Hrundi junto a la chica, abandona el lugar del desastre en su triciclo supersónico azul celeste, y mientras lo hace parece, aún, un hombre más bueno, más sonriente, más travieso y,  desde luego, mucho menos solitario.

Jordi Foz

8 comentarios sobre “El Guateque

Agrega el tuyo

    1. Muchas gracias Iñaki !!! Pero lo mejor, sin ninguna duda, ver junta y compartir una tarde con tantas personas tan queridas. Gracias por tu asistencia y tu apoyo siempre.
      Un fuerte abrazo

  1. Pues sí, estaría muy bien sesiones de viñetas leídas y comentadas verbalmente por el grupo asistente. Habéis estado geniales. Como dicen ahora los chavales, sois un crack.

    1. ¡Qué interesante propuesta Luisa !!! Personalmente, estaría encantado de asistir a sesiones de “lectura, comentarios y debate” de Viñetas Vesper. Lo más genial que tenemos sois nuestros seguidores, y algunos muy en particular…
      Gracias y un beso,

  2. Hola jóvenes vesperianos:
    Cuando Jordi ha terminado de leernos esta viñeta, he estado tentado de “aportar” un comentario en vivo y en directo. Al fin y al cabo es la respuesta usual a un post aunque este esté soportado en átomos y no en bits. Dos son las razones que me han llevado a dejarlo para otro momento más oportuno: este momento.

    La primera es que hoy era vuestro día y no me parecía adecuado “irrumpir” así, a bocajarro en vuestra presentación. La segunda se centra en algo que he heredado de mi aita. Una de las cosas que me ha dejado es lo que él llamaba: “el discutidor de portal”. Alguien que después de mantener una discusión o cambio de pareceres… llegaba al portal de su casa y era allí cuando encontraba los mejores argumentos con los que haber “arrasado” a su contrincante dialéctico… los mejores… pero tarde. Ane, yo tampoco cuento con la improvisación entre mis cualidades… Así que aquí estoy en el portal de casa escribiendo el comentario.

    Ya hace muchos inviernos que vi “el guateque” y no recuerdo muchos detalles de la misma pero si a su actor protagonista en otros “filmes”… el gran Peter Sellers. Peter pertenece a una estirpe de actores encabezados por Chaplin, Buster Keaton o Harold Lloyd, seguidos por los hermanos Marx o el camaleónico Marty Feldman. Gentes que hacían del absurdo su herramienta de trabajo. Una herramienta que servia para entretener al gran público pero también para reírnos de nosotros mismos. Al fin y al cabo… en el fondo no eran más que caricaturas de nosotros mismos y nuestros diferentes “yos”. Y las caricaturas, al exagerar muchos de nuestros rasgos, nos hacen enfrentarnos a ellos pero de forma amable y no como un ataque o un reproche.

    Creo que todos ellos se basaban en cuatro pilares fundamentales, los cuatro empiezan con la letra “E”: Empatía, Experiencia, Equipo y Excelencia.

    Empatía: Porque como bien sabía alguien que nos ha dejado hace poco y de cuyo funeral se ha hecho eco todo el planeta… Aunque se supiera en posesión de la verdad y que la justicia estaba de su lado, también sabía que no contaba con TODA la verdad y que una parte de la misma, por pequeña que fuera, también estaba en el lado de sus oponentes. Oponentes que el día de mañana iban a ser vecinos y compañeros de viaje. Y es imprescindible el ponerse en su lugar para apreciar su parte de verdad y poder alcanzar el momento de estar a su lado y no estar enfrentados eternamente… Y reírnos de todo y de todos sin que nadie salga lastimado.

    Experiencia: Porque “Cómico” empieza por “C” y Becario empieza por “B” y, según la RAE, no son sinónimos. La única forma de adquirir 10 años de experiencia, y todo lo que se puede atesorar en ellos, es vivir esos 10 años… ni uno más ni uno menos… y aunque pueda resultar interesante y nos pueda proporcionar un empujón… ningún master de interpretación puede llegar a suplirlos nunca.

    Equipo: Porque el camino es largo, tortuoso y con innumerables altibajos… y es imprescindible el contar con compañeros y compañeras de viaje en los que apoyarnos y a los que apoyar llegado el momento.

    Excelencia: Porque la única forma de cumplir sus objetivos es aspirar al 10 y para ello no queda más que preparar cada gag de forma cuidadosa, como si fuera el último de la historia de la humanidad, y además sorprendiendo al espectador. Sabían que si lo hacían excelente podrían aspirar al 9 o al 9,5… pero para llegar al 10… había que sorprender!!!

    Difícil trabajo el de estos genios… pero lo hacían parecer tan fácil… parecía que todo lo hacían “sobre la marcha”.

    Creo que los “vesperianos” también contáis con esas 4 “E”s en vuestro casillero (cambiar las palabras Cómico por Consultor, interpretación por Coaching, gag por proyecto y espectador por cliente y volver a leer los párrafos anteriores) y conseguís contarnos vuestras cosas… nuestras cosas… de forma tan fácil y amena que las entendemos y asimilamos sin vernos agredidos ni reprochados. Pero no nos hagáis creer que todo esto lo hacéis “sobre la marcha” porque bien sabemos lo difícil y complicado de vuestro trabajo.

    Amandla!!!

    1. Qué bueno, lo del discutidor de portal… A mí me pasa mucho lo de necesitar un espacio para asimilar, pensar y responder. Gracias por el reconocimiento. Es verdad que nos lleva trabajo, del bueno, del que ‘apetece’, del que tiene sentido para nosotros… “Sobre la marcha” es una etiqueta/truco que nos hemos regalado, para hacer que el compromiso sea fluido, para que no nos pese sino que nos dé placer, para transmitirnos a nosotros mismos que son “sólo” nuestras reflexiones, ni más ni menos… Para “dejar fluir”, sin pretender controlarlo todo.

      Eskerrik asko por venir ayer. Imagino que disfrutaste del rato con tu txiki… Nosotros nos fuimos ‘liando’ sobre la marcha, asi que hoy nos toca descansar.

    2. Querido Bakio,
      Poco que añadir a lo que dice Ane… muchas gracias por tu estimulante e interesante comentario. Nos encantó verte en la presentación y nos hace muy feliz tu seguimiento y tu apoyo.
      Muchas gracias y un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: