Una cuestión de tiempo

ABOUT-TIME_NZ_A3_v1.inddLa teoría de la relatividad dice que el paso del tiempo no es lineal y que viajando a velocidades cercanas a la de la luz, se produce una dilatación del mismo. Einstein nos dio una base científica para saber que es posible viajar al futuro (aunque lo que realmente haríamos es pausar nuestro tiempo para que avanzase el del resto y no habría vuelta atrás) pero no hay ningún fundamento que demuestre que es posible viajar al pasado. Si esto fuera factible, se supone que alguien del futuro habría venido a hacernos alguna visita para demostrarlo.

Este, para mí, apasionante tema, ha sido tratado en el cine en innumerables ocasiones, abarcando mucha de la casuística y paradojas que se podrían producir en el caso de ser posible viajar a través del tiempo. Algunas lo abordan desde la comedia (“Atrapado en el tiempo”, “Los visitantes”, “Midnight in Paris” o “Regreso al futuro”) otras desde bucles imposibles (“Los cronocrimenes”, “Looper” o “Primer”) otras desde un punto de vista romántico (“Cashback”) y muchas otras más desde otros puntos de vista (“Efecto mariposa”, “Terminator”, “12 monos”, “Misfits”, “Código fuente”…).

El título de este post es el de una película que narra la historia de una familia cuyos varones tienen la capacidad de viajar en el tiempo (hasta aquí llega la discriminación). Como en la inmensa mayoría de las películas del género, utilizan este don para volver atrás buscando cambiar un pasado que les haga llegar a un futuro deseado. Pero ellos lo usan para algo más. Lo que me gustó especialmente es que en algunos momentos de su vida, el protagonista tiene como costumbre vivir dos veces el mismo día, para en la segunda, disfrutar de todo aquello que la primera vez le pasó inadvertido. Y me gustó, sobre todo, que en ocasiones vuelve al pasado simplemente para disfrutarlo, para estar con quienes ya no están, para volver a vivir momentos inolvidables, para volver a sentir instantes fundamentales en su vida, sin necesidad de cambiar nada.

Los días en los que no aprecio suficientemente todo lo irrepetible que pasa a mi alrededor, suelo imaginar que vengo del futuro y entonces, hasta lo más simple me parece extraordinario.

Víctor García Asensio

11 comentarios sobre “Una cuestión de tiempo

Agrega el tuyo

  1. Jo Víctor, qué bonito escrito. Has hecho de este viernes lluvioso y triste, un día magnífico. Carpe Diem!

    1. Gracias Gabriel.
      Efectivamente, vivamos el momento como ya lo hicimos hace un montón de años juntos.
      Un abrazo.

  2. “Volver al pasado “simplemente” para disfrutarlo más, sin necesidad de cambiar nada”… Genial!!! Y, lamentablemente, imposible … Muy sugerente la idea de imaginar que uno viene del futuro para disfrutar el ahora. Me ha encantado, Víctor, gracias.

    1. Gracias Jordi.
      Algunos teóricos afirman que vivimos permanentemente en el pasado con respecto a la realidad, porque cuando la percibimos, ya ha cambiado. No te digo nada cuando pillamos un telescopio…
      Buen fin de semana.

  3. Muy bonita la idea de viajar al pasado no para cambiar nada sino para revivir algo de la misma forma.
    Una pequeña apreciación, sí hay fundamento teórico para un viaje hacia atrás en el tiempo. Sin embargo, es una teoría que sólo permite viajar hacia atrás de manera limitada (tiene que ver con la misma teoría de la relatividad y el límite de la velocidad de la luz). Esto explicaría que nadie del futuro nos haya visitado, al no haber llegado a ese límite en el que se puede viajar hacia atrás desde el momento en que exista la teconología para hacerlo.
    Buen post para encarar el fin de semana. Gracias.

    1. Aupa Iñaki.
      Así como hay unanimidad sobre el hecho de poder dilatar el tiempo acercándonos a la velocidad de la luz, lo de viajar al pasado es otra historia. Soy más de Hawkins que de “Cuarto milenio” y lo de los infinitos universos paralelos no me convence mucho y, si existieran, nunca volveríamos al que hemos vivido. Podremos crear estructuras a las que volver pero no serán verdaderos viajes en el tiempo. Es sólo mi opinión.
      Buen fin de semana.

      1. Hola Víctor, efectivamente es muy discutible el tema de los universos paralelos (mecánica cuántica, teoría de cuerdas…) y si eso sería “realmente” un viaje atrás en el tiempo. Tan sólo comentaba que existe un cuerpo teórico al respecto que no son divagaciones tipo Cuarto Milenio y similares que no son muy de mi agrado. Hace tiempo ley un ensayo de divulgación científica sobre esto, los viajes en el tiempo. Trataba las teorías y los viajes reales en el tiempo (los que viajan en avión o los astronautas aunque no sean significativos, son viajeros del tiempo per se) en las dos direcciones. Muy didáctivo y con poca carga teórica para no aburrir al neófito como un servidor.

    2. Hola Iñaki.
      Quizás no haya estado muy acertado nombrando un programa de dudoso contenido científico, lo siento. Quería simplemente decir que para sustentar la teoría de viajar al pasado hacen falta muchos actos de fe y buscar puntos de apoyo que generan una gran controversia dentro del mundo científico, en el que hay de todo menos unanimidad.
      De mientras, yo seguiré usando mi truco, me produce mucha satisfacción y sólo necesito un único universo.
      Un saludo.

      1. No ho,bre, ningún problema!!!! A mí también me gusta más tu método la verdad. Aunque siempre me ha dado pena no tener otras vidas para escoger los caminos que decidimos declinar. No es nostalgia si no curiosidad. Por avatares de la vida soy un bilbaíno que juró no salir del botxo y acabé mudándome a Madrid, Ginebra y ahora a Curacao (Antillas Holandesas) y aunque no me arrepiento de nada, si que me pregunto a veces, ¿y si me hubiera quedado en Bilbao?, ¿y si siguiera en aquél trabajo en Madrid? etc….. Supongo que como a todo el mundo.
        Un saludo y felicidades a todo el equipo por vuestro trabajo que siempre es inspirador.

  4. Uauhhhh. Víctor, acabo de ver la peilicula. A mi también me encanta el tema pero por el disfrute de imaginarme seleccionar futuros deseados o por la posibilidad de cambiar el pasado. Da mucho juego. Pero esta película en concreto me ha calado porque hay al menos dos historias de amor (protagonista con su mujer y padre -hijo) que son muy potentes . Muy recomendable y como dices querido Victor, vivir es reconocer y disfrutar de cada momento. Mañana a ver si hay un amanecer bonito!. Un abrazo. Anton

    1. Me alegro que te haya gustado la película. No pasará a los anales de la meca del cine pero es agradable de ver y remueve sentimientos. Me gustó especialmente ver cómo maneja su “don”, no busca la riqueza ni otro tipo de bienes tangibles, sólo el amor con sus seres más queridos y disfrutar de la relación con ellos.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: