¿Detrás o delante?

descargaAl leer el post de Ane  “Nosotrossobre la idea del equipo que hay detrás de cualquier buen resultado, de cualquier innovación, de cualquier líder, recordé una anécdota con un cliente. Trabajábamos en un proyecto muy bonito para alinear el estilo directivo de los líderes de una compañía con la nueva empresa que querían ser,  y hablando de su equipo, uno de ellos me dijo: soy consciente de que tengo demasiado protagonismo; tengo que cedérselo a mi equipo. En concreto, hablando de fulanito, ya es hora de que yo dé un paso atrás para que él brille.

Me quedé pensando: ¿quién va a querer ceder algo como la visibilidad? ¿a quién  le gustaría dar un paso atrás? Por casualidad topé con una foto parecida a  ésta, y pensé:   si no luciera la vela que hay dentro,  la bolsa se vería mucho menos.   Dar visibilidad al “equipo que está detrás” mejora la reputación de quien lo hace;  concederle protagonismo, autonomía y  capacidad de acción libera tiempo para dar un paso adelante.

¡Todos ganan!

Araceli Cabezón

Anuncios

4 comentarios sobre “¿Detrás o delante?

Agrega el tuyo

  1. Me estoy haciendo fan de estas entradas. Sois unos contadores de historias natos.

    El otro día leí la historia de la ejecutiva de una multinacional y la he conectado con esta.

    La mujer llevaba a su hija de 3 años cogida de la mano camino de la guardería cuando su hija le dijo:

    – Mamá, no me aprietes tanto la mano que me haces daño.

    La mujer contaba como después, yendo en coche al trabajo, se acordó del comentario de su hija y lo relacionó con su propio comportamiento ante su equipo en la empresa.

    El comentario de su hija le hizo darse cuenta de que igual era momento de soltar un poco la presión que ella, como líder de su equipo, ejercía sobre su equipo. Igual había que ejercer un poco menos de presión, igual que con la mano de su hija.

    Supongo que ceder el protagonismo, darle visibilidad, tiene que poder verse en acciones concretas.

    En fin, gracias por inspirarme el viernes.

  2. Nos hace especial ilusión que un contador de historias como tú, nos llames contadores de historias. Gracias por contarnos la tuya. Lo de apretar la mano en exceso pensando que ‘ofreces seguridad’ (y lo que provocas es daño y menor capacidad de movimiento), es una metáfora muy buena. Me la quedo. Ara, me gusta la idea de dar un paso atrás, para poder dar pasos adelante, todos… Pero es verdad que qué difícil resulta hacer ese cambio de observador, verdad? Ane

    1. Tiene que ser difícil sí. Decimos que los por ejemplo, los nanos tienen que ser independientes pero reconozco que cuesta dejarles que hagan ellos el trabajo.

      Ahora, qué gozada es verles hacer cuando les das la oportunidad. Hay un tema de olfato ahí, de estar abierto a cuando ellos están abiertos.

      Supongo que hay un poco de arte.

      Besotes.
      Álvaro

      1. Muchas gracias por vuestros comentarios, Álvaro y Ane. Lo que yo le propuse a ese directivo es que concibiera su paso, como un “paso hacia delante”. Si su colaborador crece, él puede avanzar también

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: