No, no me refiero a la escandalosa goleada que se produjo hace más de 30 años. Aquello fue de todo menos un milagro.

Hablo de la sorprendente situación económica y social de un país con apenas 450.000 habitantes y con unos recursos escasos y muy específicos. Y de eso precisamente quiero hablar. Cierto es que ha sufrido las consecuencias de la crisis como el resto de paises del sur de Europa, pero viendo sus datos, estoy convencido de que a más de uno le gustaría saber cómo lo han logrado.

Navegando por las aguas cercanas a la isla de Gozo, mi amigo Moisés me dijo: ‘estos malteses dieron con la tecla. Es increíble cómo las academias de inglés han atraído a tanta gente y cuánto negocio han generado’. Lo que Moisés llamaba ‘dar con la tecla’, Alfons Cornella denomina ‘identificar tus activos invisibles’, aquellos recursos de valor y capacidades que tienes, pero que no estás usando.

Esta pequena isla aprovechó para atraer turismo los activos que tenía y que ya ‘usaba’  (buen tiempo, amplísima costa y 7.000 años de historia que contar), y los combinó con la capacidad de crear un espacio de aprendizaje de un idioma que los ingleses ‘dejaron’ en 1800 cuando vinieron a ‘salvar’ a los habitantes de la isla de la tiranía napoleónica.

Así que de milagro nada. Muchas veces nos quedamos esperándolos y así nos va. La cuestión es buscar esos “activos invisibles” que seguro que tenemos, para crear un espacio que aún no ha sido utilizado o explotado, que genere una oportunidad para el crecimiento rentable: exactamente la definición de estrategia de océano azul

Doy fe de que aquí lo han conseguido.

Azurro Window in Gozo (julio 2014)

 

Óscar Garro

 

Anuncios