Desde la frontera

Desde la frontera
Discurso de José Luis Sampedro en su ingreso en la RAE

Los paseos de fin de semana con Almudena suelen dar mucho juego. Los pasos y las palabras van a nuestro ritmo (los que nos conocéis lo podéis escuchar perfectamente).

Este domingo estuvimos hablando de lo difícil que es ocupar los “espacios fronterizos”, esos que están en la mitad, ni aquí ni allí. Empezamos hablando del tema a raíz de lo difícil que es encontrar fondos para investigación que no se puedan clasificar perfectamente en un área de conocimiento predefinido. O investigas en esta área o en esta otra,  ¿y si precisamente quiero investigar qué hay en el lugar en el que esas áreas se encuentran o en el lugar en el que se separan?

Y fuimos repasando otros casos de zonas fronterizas que sería interesante explorar y ocupar: las que están entre las distintas áreas y perspectivas dentro la empresa, entre lo público y lo privado, entre la razón y la emoción, entre la empresa y la universidad, entre distintas generaciones, entre los territorios masculinos y femeninos…

Y es difícil porque estamos más diseñados, en general, para vivir cómodamente en los centros, allí donde el territorio es conocido y sus habitantes homogéneos, donde sólo se habla una lengua que dominamos. Quienes se atreven a vivir en la frontera pueden pagar el precio de no sentirse parte de ningún lado. También pueden disfrutar del privilegio de construir y tender puentes que merezcan la pena.

Ane Agirre

 

4 comentarios sobre “Desde la frontera

Agrega el tuyo

  1. Aunque entiendo que te refieres a la “lengua que dominamos” en sentido metafórico, la afirmación es también muy cierta para el “idioma que dominamos”. el placer de chapurrear cualquier idioma, aunque no se domine plenamente, es un “paseo por el alambre” de lo más recomendable, practicable tanto en los idiomas predominantes, como también en lenguas minorizadas, como la vasca. ¿recordáis aquel “guk euskaraz, zuk zergatik ez?”?

    1. Pues si, y cuanto nos cuesta, al menos a mi… Por el hecho de no “dominarlo”, en muchísimas ocasiones opto por no utilizarlo… Comparto contigo que es muy saludable el chapurreo. Eskerrik asko por tu comment.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: