26539017-feliz-ano-nuevo-2015-escrito-en-la-bola-de-la-navidadAcabamos de estrenar el 2015. Todavía resuenan las doce campanadas, los brindis y deseos de un año nuevo cargado de felicidad y buenos propósitos. Y se nos presenta el nuevo año así, de repente. Lo tenemos de frente, completo, disponible y a nuestro alcance.

¿Qué vamos a hacer “con él”?. Aprovecharlo y disfrutarlo, sin lugar a dudas. Aprendiendo, conociendo a personas inquietas por aportar valor y ampliar sus posibilidades de acción con proyectos ambiciosos y retos ilusionantes. Y también vamos a darle sentido, porque contribuir a mejorar el sistema educativo tiene mucho sentido para nosotros.

Lejos de parecer pretenciosa o utópica, nuestra pequeña contribución la sitúo como una más de las muchas que necesita el sistema educativo para progresar. Nos vuelve a recordar Jose Antonio Marina hace poquitos días, la relevancia de los equipos directivos excelentes y la gestión y desarrollo del talento de los profesores para lograr una gestión educativa eficaz y brillante. John Hattie, Director del Instituto de Investigación Educativa de la Universidad de Melbourne, refuerza esta idea: “Las escuelas exitosas siempre tienen buenos líderes. También tienen una preponderancia o una masa crítica de buenos maestros que entienden su impacto en el aprendizaje de los estudiantes y trabajan para ser mejores profesionales. Y cuentan con estudiantes comprometidos y apoyados por familias interesadas que valoran la educación.”

Os pensaba comentar mis propósitos clásicos de nuevo año, como el inglés, ejercicio, tiempo para mí, etc. Pero me parecía que éste era más ambicioso y estimulante.;-)

Se nos presenta un amplio camino para recorrer. Nada que perder y mucho por ganar. Y disponemos de todo este año nuevo que acabamos de estrenar.

¡Feliz 2015!

Teresa Aranguren

Anuncios