ResetProcedimiento muy utilizado cuando el ordenador se bloquea. Hace unos días aprendí que sirve también para el lavavajillas: me quedé perpleja cuando habiendo dejado de funcionar, llamé al servicio técnico y me dijeron que mantuviera apretado el botón de “on” durante 10 segundos. Y funcionó.

¿Y por qué no pensar en usar el método “reset” en otro tipo de bloqueos? Imagínate una conversación bloqueada, uno podría decir “hagamos un reset. Volvamos a empezar”. O una relación que está paralizada. O un proceso de decisión que ha entrado en un bucle sin final. O un prejuicio que ya está muy instalado y que nos impide ver una situación con la objetividad que requiere.  En estas ocasiones es más difícil hacerlo, porque son bloqueos menos técnicos que el del ordenador, porque normalmente tienen un componente emocional que nos tiene atrapados y que nos cuesta soltar.

En cualquier caso y aún reconociendo la dificultad, yo creo que está bien tener en mente la opción “reset”, para echar mano de ella en algunos momentos. Que funciona, bien. Que no funciona, se llama al técnico.

Ane Agirre

Anuncios