negro

Cuadrado negro sobre fondo blanco. Malevich, 1915

Por otro lado la elección de la forma cuadrada no es fruto del azar ya que, por tradición, junto con el círculo, esta es la representación  de la perfección matemática,  la forma cero.  Puesto que  ella expresa la neutralidad  absoluta, llevada hasta tal punto que los cuadros de la pintura tradicional, en su casi totalidad, han escogido como bastidor el formato cuadrangular de lados paralelos dos a dos, para empezar a pintar. Esta es la apariencia de las obras antes de ser ejecutadas. El paralelogramo es lo primero que se presenta al pintor en el momento de comenzar una obra. El equivalente del silencio en la música“. Museo del Prado, 30/03/2012
Anuncios