La vida y su tiempo

PendientesLa lectura de este interesante artículo de Luisgé Martín, en el País Semanal, me provocó nuevas reflexiones sobre viejas cuestiones.

La tesis es que la actual capacidad de medición de la tecnología, en todos los ámbitos cotidianos, nos permite prever, entre muchas otras materias, “las cosas que tendremos tiempo de hacer el resto de nuestra existencia”… ¿No resulta algo inquietante?

Me sentí especialmente “touché” cuando habla de la capacidad de lectura versus la incorporación inevitable de nuevos títulos al montón de pendientes;  de una especie de saldo de lectura, de entradas y salidas, y de la consciencia “de que las páginas de muchos volúmenes se quedarán sin despegar”…

Parece evidente que la vida, cada día literalmente, nos ofrece nuevos estímulos, alternativas y posibilidades. Y parece también que, con la misma persistencia, seguimos viviendo como si fuéramos a vivir eternamente.

Así que me resulta absolutamente pertinente una reflexión sobre la finitud del tiempo y sobre qué actitudes podemos adoptar… si es que queremos adoptar alguna en particular, claro. Mi propuesta es más sencilla de explicar que de practicar.

Primero: decidir, optar, elegir, arriesgar, priorizar sobre qué es lo que quiero que vaya antes o sencillamente sobre lo que más deseo. Cuantas más alternativas tenemos, y a veces son incontables, más posibilidades de bloqueo en esa capacidad de “decidir” que hoy en día es imprescindible, pero que se oxida si no se practica.

Segundo: “no dejar pasar ni una”; ni una sola oportunidad razonable (o no) de hacer lo que sea que deseemos hacer. El tiempo es finito y, afortunadamente, no hay manera de saber aún cuánto es el nuestro.

Para acabar, quiero resaltar el magnífico párrafo final acerca de que la tecnología “nos ayuda empecinadamente a comprender que la vida es un suspiro o un terrible desperdicio” Plenamente aceptada la primera de las dos opciones y resuelto a no sentir la desolación que supone la segunda, me he propuesto leer más (o no sé si más rápido), pero no voy a dejar de seguir comprando libros por mucho que se me amontonen.

Jordi Foz

 

2 comentarios sobre “La vida y su tiempo

Agrega el tuyo

  1. Jordi, qué acertada la reflexión!!, has puesto en palabras una sensación difusa pero inquietante que me asalta de vez en cuando, casi siempre viendo la televisión, alguno de esos anuncios cuya mensaje central es “exprime la vida y sé tú misma/o , eso si a ser posible consuminedo mis productos o servicios”…y me ha traído a la cabeza un video de José Mújica, ex presidente de Uruguay http://www.lasexta.com/programas/salvados/mejores-momentos/mujica-%E2%80%9Ccuando-gastas-fondo-que-estas-gastando-tiempo-vida-que-fue%E2%80%9D_2014051800160.html

    que me produjo justo la sensación contraria

    Un abrazo

    1. Hola Nerea!! Para mi, esos (miles de) anuncios que citas, forman parte precisamente de los estímulos constantes que recibimos inevitablemente y estoy totalmente de acuerdo contigo en que lo que pretenden es inducir el consumo… Y lo consiguen! Y sin ningún rubor, paradójicamente, te dicen que… “seas tú misma”!!!! A eso quería referirme precisamente: no podemos evitar los estímulos y las “propuestas”, por tanto, lo único que sí deberíamos poder es tener la ideas más o menos claras y “decidir” nosotros, que no “nos decidan”… El video de Mújica lo había visto pero no lo recordaba. Sencillamente genial! Fíjate que habla del concepto “priorizar” y de la sociedad de consumo como “tela de araña”… Impagable su referencia a Rockefeller !!!!
      Muchas gracias por tu comentario y un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: