Still+1Excelente documental el de  “Dior and I“, protagonizado por Raf Simons sobre las vicisitudes de su primera colección de haute couture como director creativo de la casa Dior en 2012.

Lo primero que sorprende es el contraste de un  estilo personal tan austero a cargo de la línea creadora de un  ámbito tan  opulento; después, la lentitud y “presencia” con las que aborda su necesidad de “sentir” el espíritu del fundador, Dior, con menosprecio de la contrarreloj que tiene por delante: lanzar la colección con ocho semanas de plazo, en lugar de los ocho meses habituales; luego, la forma en la que trae inspiración externa de sus favoritos de la pintura contemporánea y la sumerge en la cultura estética de la maison.

Un lujo para los sentidos, y una pregunta en el aire: ¿cómo hará para amoldar y conjugar su estilo personal como creador (tiene línea propia), con el de una firma tan potente y distinta a la de él?: “My own label is very much linked to my past and to my environment. It´s darker, dirtier and more underground….” (“mi propia marca está más vinculada con mi pasado y mi entorno. Es más oscura, más sucia, más underground…“).

Una vez más reflexiono sobre lo importante que es para  las empresas crear contextos que sepan integrar a sus individuos en una cultura y estilo determinados y conservar  además el “genio” que cada uno trae de casa.

Araceli Cabezón de Diego

Anuncios