IMG_1198Como todos los viernes, llego al trabajo con esa buena sensación de saber que se viene el anhelado fin de semana. Junto con ello, comienzo mi mañana con un rico té y me dispongo a leer la viñeta Vesper del día.

Este viernes, en lugar de revisar mi correo, decidí navegar directamente en la página en búsqueda de la viñeta (no había mucho trabajo y estaba algo ansiosa). Me encontré para mi sorpresa el “libro de las viñetas Vesper”, un recopilado de las viñetas más destacadas.

Lo descargué (tal como sugiere la página) y me dispuse a leerlo.

Para mi sorpresa mi mañana no ha sido como cualquier mañana de viernes. He aquí algunas reflexiones a las que he llegado que me gustaría compartir.

La primera de ellas es: Si siempre hacés lo mismo, probablemente te encontrarás con lo mismo, intentar llegar al mismo sitio por diferentes caminos, puede sorprenderte. Esto es lo que hecho, en lugar de leer la viñeta desde el correo, la busqué por medio de la página web y “zazzz”, me encuentro escribiendo de forma voluntaria una reflexión.

La segunda de ellas es: Elegí, porque cuando elegís, todo cambia. Llegué al trabajo y un poco desilusionada por falta de trabajo me encontré frente a dos opciones, o bien continuaba mi día viendo como corrían las agujas del reloj, o bien hacía algo que dependiera de mí para cambiar tal circunstancia y le quitaba el protagonismo a las agujas para hacerlo mío. Así fue.

La tercera es: Sé perseverante. He seleccionado varias viñetas que me han gustado mucho, pero sin duda me he emocionado con una que contaba la historia de un nadador de Guinea Ecuatorial participante de los Juegos Olímpicos Sídney 2000. Esta viñeta me llevó a buscar el video de Eric demostrándome que soy capaz de llegar a resultados extraordinarios si me lo propongo…

Hoy mi viernes había comenzado gris, y elegí pintarlo de multicolor.

Agustina González Touceda, Personal Coach & Lic. en RRHH

 

Anuncios