Convivir

ConvivirNo se puede vivir sin miedo pero tampoco instalados en él. Es un mecanismo de alerta y de defensa, pero no podemos dejar que se convierta en una emoción tóxica que solo genere sentimientos de ira, de odio, de frustración y desconfianza…

El miedo existe desde que existe el mundo. La diferencia, probablemente, es que en el tiempo que nos ha tocado vivir la información ya no es monopolio de algunas clases o estrategias, e irrumpe en nuestra vida diaria incontenible, descarnada, sin apenas filtros, en un aluvión de estímulos que desafían constantemente nuestro estado de ánimo.

Por eso, esta viñeta no va de “el miedo” (del que ya hablamos en otra ocasión) sino de cómo convivir con el miedo… sin dejar de estar en este mundo! Evidentemente, no tengo ni idea de cómo se hace, pero sí estoy convencido de que es imprescindible intentarlo siempre. Acotar nuestro miedo, afrontarlo y aprender a convivir con él. Seguramente, creando, recreando, compartiendo, disfrutando de proyectos y momentos de… ¿normalidad? Tampoco sé si es esa la palabra adecuada, pero espero que se entienda: normalidad frente a miedo.

Pese a todas las cosas que suceden en las que no podemos influir, existen espacios, tiempos, ilusiones, emociones -en soledad o compartidos- a los que no podemos renunciar. Son nuestros espacios, nuestras rutinas, nuestra cotidianidad, nuestros deseos irrenunciables; ahí donde habita nuestra libertad, donde cada día convive nuestro miedo con nuestra esperanza.

Jordi Foz

3 comentarios sobre “Convivir

Agrega el tuyo

  1. Hola jóvenes vesperianos:
    El miedo nos mantiene despiertos, el miedo nos mantiene alerta, prepara nuestros músculos para la acción, concentra nuestro riego sanguíneo en el tronco abrazando nuestros órganos vitales… el miedo salva vidas.
    El terror bloquea, resta energía y recursos, no nos permite respirar bien y nos nubla la visión y anula el resto los sentidos… Hace muchas lunas fuimos 5 a bucear a fulidhoo candu… salimos 4… el terror tuvo la culpa… El terror mata.
    Miedo 1 – Terror 0
    ;-))
    una abraçada

    1. Tienes toda la razón, querido Bakio. Es exactamente como dices…
      Gracias por tu comentario y otra fuerte “abraçada” para ti.
      Jordi

  2. Muy de acuerdo, yo anhelo mi espacio. Para mi debe ser continuo y no interrumpido. Te imaginas si nuestros pensamientos fueran hablados. Somos libres y presos de nuestra mente. Depende como lo veamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: