Imagen1

Esta semana hemos facilitado una sesión con varios equipos con el objetivo de impulsar sus dinámicas de colaboración. Hablamos de una apuesta por la confianza, la comunicación efectiva y la creatividad pero antes de empezar a practicar, dejamos un hueco para compartir lo que consideramos clave para coordinar acciones con otros: saber hacer peticiones y ofertas.

Fácil, ¿verdad? Sin embargo, en muchas ocasiones nos cuesta pedir porque ese “acto” nos coloca en una posición de vulnerabilidad ante los otros y nos cuesta ofrecer porque nos cuesta identificar y reconocer lo que valemos o tenemos. Por tanto, o nadie se entera que “estamos medio vacíos” o no podemos ser una posibilidad para otros, con nuestro “vaso medio lleno”.

No existen fórmulas mágicas aunque a veces basta con dedicar un tiempo a pensar qué necesitamos o qué podemos ofrecer, comunicarlo claramente, establecer una fecha de cumplimiento y escuchar un “sí”. Si cerramos el proceso, ya tenemos un compromiso.

Bueno, en realidad habremos cerrado un proceso y se abrirá otro: el del cumplimiento. Pero esa es otra historia…

Oscar Garro

Anuncios