Sleepy Hollow. Nueva Gales del SurA poco que uno se fije, la vida te va mostrando extraordinarias metáforas y reflexiones.

La imagen de nuestra viñeta de hoy es la de un parque de juegos infantil con un aviso muy inhabitual, por lo menos en nuestras latitudes, en el que se recomienda “cuidado con las serpientes”…(?)

De entrada, desde el observador que yo estoy siendo, me pareció sencillamente increíble que se hubiera instalado una zona infantil donde abundaban las serpientes pero, inmediatamente, también tuve claras dos obviedades: 1.ª) Las serpientes estaban allí antes que los parques y 2.ª) Los niños de las zonas tropicales también juegan; así que, o se quedan en casa a salvo,  o salen a jugar… y tienen cuidado con las serpientes.

La metáfora, en mi opinión,  se relaciona con el hecho de que también en la vida hay que “salir a jugar” y, por supuesto, también hay que tener cuidado con las muchas serpientes que corren por ahí (Maquiavelo concretaba un poco más y  hablaba de víboras…).

La actitud contraria es la de quedarse en casa, a resguardo. Y mantener a nuestros hijos en una especie de urna protectora, sin aparente riesgo; en una postura que, por supuesto, me parece perfectamente lícita y respetable,  pero que no comparto.  Si puedo elegir (y creo que siempre se puede elegir “algo”), yo prefiero jugar, hacer, acertar, errar, aprender  y asumir que el hecho de vivir es decidir y, básicamente, arriesgar. Y como tantas otras reflexiones, estoy convencido de que ésta también vale para cualquiera de los ámbitos de nuestras vidas.

Jordi Foz

Anuncios