if-you-are-not-too-long-quote

¿Cuántas veces desperdiciamos oportunidades o dañamos una relación por interpretar situaciones basándonos simplemente en expectativas no fundadas?

Bajo mi punto de vista, ser capaz de distinguir entre una expectativa y un compromiso supone una de las claves en los equipos para coordinar acciones de manera eficaz, mantener relaciones de calidad y “tejer” la confianza necesaria para obtener resultados extraordinarios.

En alguna ocasión hemos hablado de ello, pero hace poco leyendo una novela de amor y de espías (Operación Dulce de Ian McEwan),  descubrí otro “truco” para ampliar posibilidades en una relación. En un momento del apasionante relato, un pretendiente envía una carta a la protagonista, Serena Frome, y antes de despedirse, dice:

“…No se preocupe, si no he tenido noticias de usted y no la encuentro allí, no sacaré conclusiones precipitadas.”

Me suena a respeto, a generar más oportunidades, a dejar libertad para que el otro decida, a demostrar un interés real en una futura relación,…y a apostar por una paciencia que a veces puede ser eterna si lo que deseas merece la pena.

Oscar Garro

 

Anuncios