Pensar con las manos

    4885989742_e0d81a47df_bMIT’s motto: “Mens et Manus,” (Mind and Hand)

Tomo prestada esta expresión que utiliza Alfons Cornella en la entrevista publicada en la revista Hetelkari, en la que opina sobre cuáles son las claves de una buena formación profesional para la industria del futuro. Sugiere que necesitamos más “laboratorios” en centros educativos y empresas, espacios de experimentación que conecten mentes y manos, en los que aprender a crear y a emprender.

Hay ejemplos fantásticos de esta filosofía, como el espectacular edificio del MediaLab del MIT, el lugar donde están construyendo el futuro del futuro.

En algún momento de la evolución nos hemos alejado de la idea de que el conocimiento está íntimamente ligado a la acción y hemos diseñado procesos educativos que priorizan el pensamiento abstracto, elevándolo a una categoría “superior”. Y por extensión,  hemos diseñado organizaciones que separan las funciones de pensar y hacer, como si fuera posible hacerlo. Así, muchas de las estrategias se diseñan en despachos y salas de reuniones, alejadas de un entendimiento profundo de la realidad de los talleres, de los mercados y de los laboratorios, con la consecuencia de que no son aptas para ser implementadas.

Yo añadiría que además de pensar con la mente y con las manos, también es necesario pensar con el corazón. También necesitamos crear espacios de reflexión personal y espiritual, en los que poder conectar con el sentido de nuestras estrategias y conocimientos, que es ponerlos al servicio de una sociedad mejor. Porque ni la mente ni las manos, siendo imprescindibles, alcanzan por si solas a entender y abordar la complejidad de los problemas a los que nos enfrentamos cada uno de nosotros, cada organización y la sociedad en su conjunto.

Ane Agirre

5 comentarios sobre “Pensar con las manos

Agrega el tuyo

  1. Todo una acierto añadir el corazón a las manos y al cerebro.
    Coincido contigo en que nos cuesta valorar las manos y el “hacer” sigue valorándose en un segundo plano.
    Gracias Ane.

  2. Completamente deacuerdo contigo con anadir el corazón a nuestra forma de afrontar nuestro futuro profesional para conseguir un mundo mejor.

    Gracias Ane.

  3. En algún sitio escribí, hace 16 años, que conocer es la unión indistinguible entre el pensamiento, el deseo (bueno, entonces decía emoción, pero luego rectifiqué) y la acción…
    Gracias, Ane.

  4. Gracias a vosotros… a mí me ayuda recordarme de vez en cuando que no es sólo cuestión de cabeza y razón… ya sólo ser consciente de que sin manos y corazón no existe “saber” está bien. Alfonso, te acuerdas de que en la reflexión que hicimos sobre las organiaciones basadas en personas hablábamos de esto… aún cuesta explicitarlo en ciertos contextos empresariales. Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: