También esto pasará

nieveEste verano por fin he podido mover del montón de libros pendientes la bonita novela de Milena Busquets, “También esto pasará”. 

Pero la reflexión que quiero compartir en la viñeta de hoy, no es tanto sobre el contenido del libro, que a mi me gustó mucho, como sobre su título o, mejor dicho, sobre el cuento que inspira el título y que la propia autora explica en la contraportada.

Se dice que un poderoso emperador pidió a sus hombres más sabios una frase que le sirviera y ayudara en todas las situaciones posibles en la vida y que, tras muchos meses de deliberaciones, la propuesta que los sabios presentaron al emperador fue la que da título al libro: “También esto pasará”… (una vez más, smart is simple”!).

La verdad es que no sé si el cuento existía antes del libro o sólo es un recurso literario de la autora y forma parte de la propia novela, pero me da lo mismo. El título se me quedó “enganchado” y es más: me pareció reconocerlo en distintos puntos de mi ya largo pasado, de mis experiencias más vitales.

Estoy seguro de haberme repetido más de una vez ese “también esto pasará”; y de haberlo hecho en base a la lógica, a la necesidad, a la desesperación o a reflexiones personales, sin conocer por supuesto a los sabios del emperador.  Y también,  de haberlo hecho en todo tipo de situaciones: buenas, malas, peores y regulares.

Y es que es tan evidente que todo acaba pasando, que se hace difícil entender por qué razón no lo tenemos más presente! Y por qué en demasiadas ocasiones, nos comportamos, por acción o por omisión, por hacer o por dejar de hacer, como si todo fuera a durar eternamente y el tiempo no se nos estuviera escapando entre los dedos.

Jordi Foz

 

2 comentarios sobre “También esto pasará

Agrega el tuyo

  1. Para mí es una de esas frases que curan.
    Como directora de escuela, la he utilizado montones de veces. Cuando algunos padres vienen preocupados con el comportamiento de su hijo: “está insoportable” o incluso desconcertados: “es que ni lo reconozco”, la frase “también esto pasará” es recibida con un alivio enorme, implica que esa situación NO es definitiva, que no va a ser siempre así y por tanto, aporta la serenidad necesaria como para poder observar y acompañar en lugar de angustiarse y enfrentarse.
    Ante un comportamiento desagradable o que nos desconcierta, el decirse ese “también esto pasará”, implica el concederle al otro el derecho a equivocarse y a rectificar cuantas veces sea necesario.

    1. Hola Cristina,
      No se me ocurren mejores ejemplos ni oportunidades (para recurrir a la frase) que las que tu relatas, relacionadas con niños, hijos y jóvenes en general… Algunas de las que recuerdo haber pronunciado en mi pasado están, precisamente, “ahí”: en infancias y adolescencias “normales” por complejas. Y tienes toda la razón: si llegas a creértela y/o a transmitirla con credibilidad y confianza… aporta serenidad y equilibrio. Permite una nueva y mejor perspectiva y, por supuesto, admite el error, propio y contrario!!! Casi nada!!
      Como notarás, me ha encantado tu comentario y te lo agradezco muchísimo.
      Un cordial saludo,
      Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: