krigets6

El fin de semana pasado celebramos las jornadas anuales de Vesper y volvimos a tener el placer de trabajar y disfrutar a partes iguales.

A los 4 socios nos gusta el cine y dedicamos unas horas a ver la TV movie Hijos del tercer Reich, un relato sobre 5 jóvenes alemanes que celebran su despedida con la promesa de reencontrarse después de la guerra.

Entre imágenes muy realistas de la brutalidad de la batalla, lo que más me impactó, fue el cambio radical que van experimentando los 5 personajes según avanza la película y la constatación de algo tan terrible como la guerra: en determinadas circunstancias, cualquiera es capaz de lo peor…

Esa posibilidad me dejó un tanto tocado. Sin embargo, días después me acordé de unas palabras de Ernesto Sabato en el ensayo “La resistencia“:

“Persona quiere decir máscara y cada uno de nosotros tiene muchas…Siempre llevamos una máscara, una máscara que nunca es la misma sino que cambia para cada uno de los papeles que tenemos asignados en la vida: la del profesor, la del amante, la del intelectual, la del marido engañado, la del héroe, la del hermano cariñoso…” 

Y me hizo sentirme mejor. Ser consciente de que la máscara que nos colocamos todas las mañanas es necesaria para relacionarnos con los otros y saber que somos capaces de usar varias, me sugiere la posibilidad de adaptarse, de ser flexibles y de ser un protagonista con muchos registros de la película de nuestra vida.

Oscar Garro

Anuncios