belenYa sabemos que la diversidad enriquece. Es fácil hacer esta afirmación en el plano teórico. Es más difícil vivir la diversidad como fuente de enriquecimiento, porque en general, lo distinto nos asusta, nos pone en guardia, nos genera el impulso de defender “lo nuestro”.

Vi el otro día este Nacimiento en Karmelo Ikastetxea de Donosti. No me digáis que no es genial: Olentzero, Santa Claus y los tres Reyes Magos compartiendo escena, con sus trajes tan distintos, cada uno de ellos procedentes de culturas y tradiciones diferentes. En un lado el desierto y no muy lejos escenas de nieve con sus esquiadores y todo.  Pues claro!!!  y los niños viéndolo con total normalidad, sin hacerse demasiadas preguntas…

Seguro que habrá muchas personas que piensen que la representación debería ser más fiel a las sagradas escrituras, y no incluir personajes externos al relato bíblico.  Bueno, a mí me sugirió unos corazones que se abren e incluyen en la escena a “otros”, sin prestar atención a su “categoría”.

Ane Agirre

Anuncios