Algún día

“Does the word ‘Persons’ in Section 24 of the British North America Act, 1867, include female persons?”

Esta escultura está en el parque del Parliament Hill, en Otawa. La fotografié hace dos años cuando pasé un mes en esta agradable e interesante ciudad.

Algún día, un grupo de mujeres tuvo que preguntar al Parlamento de su país, si cuando la ley decía “personas” se estaba incluyendo a las mujeres. Algún día, muchas mujeres tuvieron que pelear durante años, para cambiar la ley que no nos permitía votar. Algún día, hubo mujeres que se tuvieron que hacer pasar por hombres para poder ir a la universidad. Algún día, hubo que analizar las diferencias salariales en las empresas, para llegar a la conclusión de que ganábamos menos ocupando los mismos puestos. No hace tanto tiempo que todo esto era vivido como “normal”.

Y todavía hay niñas en el mundo que no se escolarizan, mujeres que son maltratadas y asesinadas por sus parejas porque deciden no someterse, dificultades para acceder a puestos de responsabilidad en las empresas, una distribución desigual de las tareas del hogar, y muchas actitudes pequeñas, sutiles, difíciles de comentar sin ser tachadas de “exageradas”, que nos ponen a las mujeres en planos de inferioridad.

Me declaro feminista desde el momento en que constato que las mujeres no somos iguales en derechos y libertades. No me hace falta recurrir al pasado ni a otros países y culturas para decir que aún queda camino por recorrer. Con mirar alrededor, me vale.

¿Lo positivo? que hay cosas que ya no nos parecen “normales”, que estamos recorriendo un camino, que cada vez más hombres se declaran “feministas” sin ningún complejo, y comparten la idea radical de que no tiene sentido que no convivamos “en igualdad”.

Hay tanto para ganar…

Ane Agirre

4 comentarios sobre “Algún día

Agrega el tuyo

  1. Me ha gustado mucho este post, Ane. Es mas, me ha emocionado porque has mencionado tantos temas que aun nos siguen y seguiran preocupando. Y precisamente por esto ultimo, conseguiremos resolverlos juntos, aunque nos lleve su tiempo.
    No hace mucho que pude comprobar como el presidente saliente se oponia abiertamente a que una profesional (votada por los socios de una institucion de negocios en sus ultimas elecciones) ocupase la presidencia de esta institucion (un puesto voluntario y no remunerado para el que estaba totalmente capacitada) por considerer que una mujer no podria hacer un buen trabajo al frente de la institucion; lo positivo de esta situacion es que el consejo de direccion, donde reina la paridad y diversidad, no se dejo influenciar por esta persona y elijio unanimemente a esta mujer para dirigir la institucion. Un final feliz que no siempre se consigue en el mundo corporativo.
    Un abrazo,
    Marisa

    1. Pues sí, hay un montón de casos que ya no se dejan influenciar por opiniones machistas. Es una gozada ver que se evoluciona a mejor. Llevará tiempo, claro, pero seguiremos avanzando. Un abrazo, Marisa. Ane

    1. Gora!!! cada uno desde nuestro ámbito y capacidad de influir y de cambiar las cosas a mejor, seguimos “luchando”. Eskerrik asko a tí por leer y comentar. Mosu bat.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: