Rebeldía o adaptación

Esta semana he visto Handia, de Jon Garaño y Aitor Arregi, y me pareció un cuento precioso y triste a la vez. A pesar de desarrollarse en paisajes maravillosos y con mucho color, tuve la sensación de verla en blanco y negro.

La película te sumerge en una metáfora de lo que cambia y lo que permanece, y lo hace con un ritmo lento, como para degustar. Si Tim Burton hubiera conocido la “leyenda real” del Gigante de Altzo, habría creado un universo parecido.

Disfruté de esa tristeza y me quedé con una reflexión que se hace Martín, el inseparable hermano de nuestro gigante: ante los cambios imparables a los que estamos expuestos, ¿la capacidad de adaptación del ser humano es su mayor “superpoder” o es una desgracia?

Darwin lo tenía claro y parece que hasta el momento, es lo que nos ha hecho sobrevivir como especie. Sin embargo, si pensamos que lo único que nos queda es adaptarnos a lo que sucede, ¿dónde queda la capacidad de rebelarse…aunque tengas que pagar un precio alto por hacerlo?

Oscar Wilde, inadaptado por excelencia, afirmaba que “La rebeldía a los ojos de todo aquel que haya leído algo de historia, es la virtud original del hombre”. Va a ser que no solo coincidimos en el nombre…

Oscar Garro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: