¿Mi empresa sin mi?

Se me ocurren mil razones para recomendar la película “Mi vida sin mí”, de Isabel Coixet. La principal: no dejamos de ser yogures que vivimos ignorando la fecha de caducidad de nuestra respectiva tapa. Pero, ¿y cuándo nos la leen, cuando nos la concretan?

Toda tu vida anterior parece un sueño” dice la protagonista.

Y es que pasamos a enfocar el futuro con un plazo determinado, un plan estratégico, o táctico, pero concreto y limitado, con objetivos finitos logrables. Del “backward looking” or “business as usual”, a un “forward looking” brutal: no es “cuestión de años”, sino “cuestión de días”. El BBV de los 90 dirigido por Pedro Luis Uriarte no hizo programas a 3 años; sino a 1.000 días. Que parece lo mismo, pero no lo es: compárese un “es cuestión de años”, con un “es cuestión de días”. O de horas.

Things to do before I die. Cualquiera podríamos redactar una lista. Tal vez incluso deberíamos hacerlo. ¿Y un(a) empresari@? ¿Se puede imaginar su empresa  sin su participación? ¿Puede planearla? ¿Puede fijar los objetivos que deben cumplirse hasta el día que no la dirigirá personalmente, y aceptarlo con naturalidad? ¿Es capaz de pedirles a sus hijos que amen a su “nueva madre”, sin rencor, sin miedo, sin resquemor, mirando sólo al futuro?

Joseba Barandiaran

2 comentarios sobre “¿Mi empresa sin mi?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: