La ansiedad colectiva

“La ansiedad fija a los sujetos en el momento presente y desmonta los sueños e ilusiones por un futuro mejor”.

Tomo prestado como título de esta viñeta el de uno de los treinta y cuatro artículos que componen “Política para perplejos“;   la obra recién publicada por uno de mis más admirados autores de referencia: el filósofo, catedrático y  ensayista Daniel Innerarity. Un texto de apenas tres páginas pero capaz de enfrentar el pensamiento a apasionantes y complejas reflexiones.

Después de afirmar que los sentimientos son de las personas pero que los hay también de las sociedades, dice el autor: “Uno de esos sentimientos, personales y colectivos, de nuestras sociedades, es la ansiedad. Nuestro mundo parece ser más incierto, más inseguro y, por consiguiente, más ansioso que el anterior, en el que había mucha penuria, pero al menos podía contarse con un futuro calculable, unas sociedades estructuradas e incluso unas amenazas identificables”. Escribe Innerarity sobre la irritación, el desconcierto, la inseguridad y la ansiedad provocadas por la dificultad de identificar y protegerse de amenazas intangibles, difusas e indiferenciadas.

De cómo se extiende “la ansiedad acerca del mundo, de su futuro y del futuro personal y colectivo”. De cómo la ansiedad se describe como “una forma de miedo que carece de objeto de referencia”… (?) y de que los tiempos ansiosos generan miedos de fuente desconocida y la consiguiente incertidumbre. Y las personas y las sociedades, entramos en círculos viciosos con actitudes de desconfianza, sospecha, vigilancia… que generan paradójicamente más sensación de desconfianza y sospecha hacia “lo diferente”, hacia lo que no es familiar o conocido.

Finalmente, se pregunta Innerarity qué podemos hacer para detener estos círculos infernales, y la respuesta que nos ofrece me parece sencillamente genial: “Probablemente lo más revolucionario sea la serenidad”.

Un valor, dice, que debería apreciarse más en nuestros políticos y cultivar también más entre todos nosotros, en cualquiera de nuestros roles de vida o, simplemente, en tanto que seres humanos… ¡la serenidad! Tan sencillo y al parecer tan extraordinariamente difícil.

Jordi Foz

 

2 comentarios sobre “La ansiedad colectiva

Agrega el tuyo

  1. Eskerrik asko Jordi, comparto la admiración por Daniel, y absolutamente de acuerdo con la reflexión.
    Qué sugerente palabra “serenidad” y qué difícil para aquellos que precisamente vivimos en la constante incertidumbre. Mi manera de contrarestarla es vivir precisamente “sujeta” al presente y no mirar a un futuro lejano, pero ciertamente es peligroso y desalentador tener miedo a soñar. Me ha sugerido la letra de una canción de Silvio Rodríguez, la fábula de los tres hermanos: “ojo que no mira más allá no ayuda al pie”.

  2. Muchas gracias por tu comentario, Bea!! Me parece que “tu manera” de contrarrestar la ansiedad es la mejor. Me gusta eso de “sujetarse” al presente. Y procurar, con responsabilidad y madurez, vivir el presente, que creo que es lo que, realmente, tenemos… “este momento de ahora mismo”… Sé que me repito demasiado pero, para mi, casi todo en la vida es cuestión de equilibrios y deberíamos poder “mirar más allá del pie”, pero vivir en plenitud el presente y, por supuesto, sin dejar de soñar!!!!
    Preciosa la canción de Silvio Rodriguez!!!
    Moltes gràcies y un beso
    Jordi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: