Las formas

Como amante de la Historia y observador interesado del tiempo apasionante que nos ha tocado vivir, esta reciente fotografía me parece especialmente significativa y susceptible de múltiples comentarios y reflexiones.

Una de las ideas que me provoca y que es recurrente para mi en los últimos meses, tiene que ver con “las formas” en general y con las formas de las personas públicas y de los políticos en particular.

Me preocupa que se esté llegando a aceptar como inevitable (si no como deseable) que una parte relevante de la clase política sobre todo -y estoy pensando en personajes muchos más cercanos que los de la fotografía- se haya instalado en unas formas de hacer que me parecen detestables, nocivas y nada ejemplares para la ciudadanía que representan.

Me refiero a personas que parecen insultar y ofender cada vez que abren la boca. Que solo hablan desde el desdén, la arrogancia, la grosería, el cinismo, la chulería, la zafiedad, la prepotencia, la absoluta falta de respeto al otro. Y me molestan y me asustan especialmente las personas que siempre aparecen irritadas, agresivas, crispadas…

A veces creo estar rodeado, en cualquier actividad cotidiana y también en el mundo de las organizaciones, de demasiadas personas demasiado crispadas. Y me inquieta mucho porque tengo la certeza de que nada bueno puede venir de personas instaladas persistentemente en la crispación.

Así que reivindico vehementemente el valor, la actualidad y la necesidad de actitudes vitales que promuevan la distensión y el relajamiento, tales como la ecuanimidad, el equilibrio, la cortesía y el respeto, en todos los ámbitos de nuestro día a día y con todas las personas con las que nos relacionamos. Formaría parte de ese “saber estar” del que hablaba Ane en una reciente viñeta.

Jordi Foz

4 comentarios sobre “Las formas

Agrega el tuyo

  1. Qué maravilla , Jordi, leer ese “rosario” de actitudes : distensión ,relajamiento,ecuanimidad, equilibrio, cortesía y respeto. La cuestión es porqué en ciertos contextos no se valoran o porqué se ponderan menos que el universo de la crispación y el enfrentamiento.
    Leia el otro día sobre la necesidad de “educar el gusto” y lo he conectado con tu post.
    Un abrazo.

    1. Muchas gracias por tu comentario Olga!!! Esa es precisamente la cuestión! Que parece premiarse más (con votos y apoyos) las actitudes crispadas e “irreductibles” que las dialogantes. El tiempo acaba poniendo las cosas y las personas en su lugar pero muchas veces cuando el mal ya está hecho. ¿Es cuestión de cultura y práctica democrática????
      Un cordial abrazo,

  2. Excelente viñeta y por desgracia de gran actualudad en nuestro pais, si los primeros obligados a mantaner las formas y dialogar tienen las actitudes que vemos cada dia difciilmente podremos avanzar. Ademas estos “politicos” deberian ser conscientes de que transmiten la crispacion y el “todo esta permitido” contra el que opina distinto.

    1. Muchas gracias por tu comentario, Josep. Yo creo que los políticos que juegan este irresponsable “juego”, son perfectamente conscientes de lo que están haciendo y seguirán “demostrando su amor a su país” ¿? mientras los votos no les obliguen a lo contrario. Me parece impresentable y deprimente pero…
      Una forta abraçada,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: